Navegando en categoria

Mamá doctora

A mi hija, familia y amigos

La verdad es que no me gustan las cadenas de WhatsApp y generalmente no las leo, pero como siempre hay una excepción a la regla, hace días recibí una que mi jefe me envió y me ha encantado, realmente resume todo lo que he escrito. Se las comparto. A pesar de que no tiene autor,…

Dividida en dos

Por Daniella Monarez Hay dos preguntas que taladran mi mente cada vez que dejo a mi niña en casa para ir al hospital, a lo que me aferro llamarlo pasión cada vez que la palabra sacrificio acecha. Es como estar dividida entre dos amores: el primero, el único, es el que es parte de mi…

Talla M

Por Daniella Monarez Hoy cambié de talla, mejor dicho hoy lo acepté. Llevo dos años sumiendo el abdomen en cada blusa que visto en un intento por ocultar lo que sobra, así también he guardado más de un par de prendas con la esperanza que pronto me ajusten, aunque sé que no lo harán. Ya tengo…

Al que madruga, el semáforo lo ayuda

Por Daniella Monarez Tengo tanto sueño y mi hija sigue haciendo travesuras. Mi mamá nunca se cansa, yo por el contrario vivo agotada. La combinación de ser madre y residente me ha dejado una fatiga tan tremenda que he dormido mientras espero el verde del semáforo, en medio de alguna charla telefónica o en el cine….

Carta de una mamá soltera

Por Daniella Monarez A ti mamá soltera, que has tomado la decisión de avanzar por tu cuenta de la mano de tu chiquito. Tu que has sentido ese pánico al saberte sola ya sea cuando has recibido la noticia de la llegada del bebé o durante su trayecto, a ti quiero decirte que he estado…

¿Vacunarlos contra la hepatitis?

Por Daniella Monárez   El pasado 28 de julio se celebró el día mundial contra la hepatitis y tal como publicó la Organización Mundial de la Salud en su página oficial, es una oportunidad para redoblar esfuerzos de lucha contra esta enfermedad tomando como meta mundial la reducción de casos nuevos de hepatitis B y…

Nada complicado, sólo diferente

Por Daniella Monárez Prieto   Siempre supe que iba a ser doctora, era como saber que era niña, o que tenía dos hermanas. Yo siempre tuve implícito que sería doctora. Nunca me dio asco la sangre, ni tuve miedo a la enfermedad, ni flojera estudiar tantos años. Cuando llegó la hora de empezar a vivir…