POR QUÉ DECIDIMOS HACER ESCUELA EN CASA

decidimos hacer escuela en casa

Hemos dado inicio a un viaje, una nueva forma de vivir, de amar y hacer sentir amada a nuestra hija: escuela en casa. Al compartir la noticia con otras personas nos hemos topado con preguntas como: ¿y ya no trabajarás?, ¿y tu hija no podrá estudiar una carrera?, ¿vivirá en cautiverio?, ¿eso es legal?, ¿por qué lo han decidido?, ¿tan mal les fue en la escuela? Y un sin fin de preguntas más.También hemos escuchado comentarios como: le están quitando la oportunidad de aprender, de estudiar, de tener una profesión, le hará falta convivir con otros niños, te volverás loca en casa con ella; a ver cuánto aguantas, pero para todo esto hay una respuesta y esta es nuestra opinión.

Antes que nada quiero decir que mi esposo, al igual que yo, hemos sido estudiantes exitosos; de un sistema escolarizado, ambos somos educadores de profesión, yo en educación preescolar y mi esposo como profesor de danza folklórica y artes. Yo trabajé 10 años en un colegio socioconstructivista, del cuál aprendí muchísimo, en el que la educación es algo que se aprende, no algo que se enseña.

Mi hija fue alumna de esta escuela durante el preescolar y el primer año de primaria. Y fue esta misma casa de estudios quien impulsó e inspiró este paso que hemos dado para crecer. Considero importante mencionar lo anterior, ya que de ninguna forma declaramos con nuestra decisión de hacer escuela en casa, que un sistema escolarizado no sea bueno, efectivo, amigable y respetuoso, sin embargo, consideramos que existe una forma distinta de hacerlo, que no solo traerá a nosotros conceptos y teorías, sino que traerá unión, libertad, amor, entendimiento, inspiración y nos mantendrá entusiasmados.

¿Que cómo tomamos esta decisión? Desde pequeña, nuestra hija ha sido muy curiosa, y nosotros procurábamos que sus curiosas necesidades fueran satisfechas y no me refiero a darle respuesta a todo, sino a ayudarle a encontrar la manera de descubrir aquello que tanto llamaba su atención. Así que, basados principalmente en esta curiosidad, comenzamos a observar sus procesos de aprendizaje y nuestros procesos de enseñanza y descubrimos que había una forma distinta, efectiva, amorosa y natural de aprender: la escuela en casa.

Es así como comienza nuestra aventura.

Por
PALOMA CASTILLO

Paloma Castillo

Educadora y Co-fundadora de Matatena A. C. Asesora de porteo y amante de la danza.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS