Navegando en categoria

Chiflar y comer pinole

XXXVIII

Por Liliana Contreras Reyes Mi mamá decía que se iba a morir a los 40 años. Se imaginaba que ya sería una mujer de la tercera edad, incapaz de aspirar a todo lo que ha hecho después de subir al cuarto piso. Aún Arjona no escribía su famosa “Señora de las cuatro décadas” y la…

(In) tolerancia

Este último año, asistí a infinidad de piñatas. A diferencia de los años anteriores, dejé el trabajo por las tardes, lo que me permitió acompañar a mi hijo a la mayoría de fiestas a las que nos invitaron en estos meses. Como Chuy Carlos no es muy afecto a los juegos de trepar que hay…

El entramado de mis días

Tramitóloga. A eso me he dedicado el último par de meses: apertura de cuenta para una persona moral; cambio de IFE por INE;  actualización de datos de mi Afore, con lo que descubrí que tenía un registro viejísimo en Pensión ISSSTE y doble CURP; contrato de arrendamiento; uso de suelo por el cambio de domicilio…

Crianza con simplicidad

Por Liliana Contreras Nos dimos cuenta que necesitábamos un alto, cuando vimos que ChuyCarlos estaba estresado. Sí, a sus 4 años estaba preocupado, llorando por no querer ir a la escuela, rechinando los dientes y apretando las manos al dormi, irritable y llorando por cosas que no tenían tanto sentido para nosotros. Así que nos…

Haciendo adobes

Por Liliana Contreras Me di un mes de vacaciones. Digo “me di”, porque trabajo de forma independiente y me encuentro en un proceso de transición entre un proyecto y otro. Desde que empecé a trabajar en el 2002, no he dejado de hacerlo, más que los tres meses que estuve desempleada en el 2008, porque…

UN CUARTO SOLO PARA MÍ

Por LIliana Contreras Hace noventa años, Virginia Wolf publicó su ensayo Una habitación propia. En éste, hace un análisis de la mujer dentro de la literatura. A través de personajes ficticios (y no tanto), demanda que una mujer dedicada a las letras, necesita: 1) una habitación propia; 2) quinientas libras al año (creo que serían…