Chakras: algunos consejos

La información que existe sobre los chakras te hará sentir mejor.

Por Mayte Cepeda

En el caso de los chakras, hay una infinidad de información que sirve para ayudarnos a sentirnos mejor y más plenas. He elegido algunos tips que puedes adoptar como hábitos, para equilibrar tus centros energéticos, localizados desde la base del perineo y columna vertebral hacia arriba por encima de la cabeza.

Muladhara se relaciona con tu sentido y necesidad de supervivencia; provee la energía necesaria para vivir. A este chakra le va bien que decretemos cosas como “confío en la vida”, “yo tengo”, etcétera. Su sonido vibracional es LAM y es importante repetir esta sílaba centrando tu atención en el color rojo y en la zona del perineo, entre el ano y los genitales. Sentarte en flor de loto y caminar descalza sobre el césped son prácticas excelentes para muladhara.

Svadhisthana. Sobre este chakra te platiqué dentro de mi colaboración del pasado 4 de mayo; considerando que se trata de aquel relacionado con las emociones, el placer, los sentimientos, la sexualidad, tu relación con el entorno social, es importante mantenerlo sano. Se ubica debajo del ombligo, antes del pubis. Algunos decretos son “me abro a mi propia fuerza creativa”, “dejo fluir el placer en mí”, “siento, me emociono y comparto”, etcétera. Su sonido vibracional o mantra es VAM. Realizar la postura del gato le va excelente a este chakra.

Manipura, se ubica justo en la boca del estómago, en el plexo solar. Este chakra es aquel guerrero que nos empuja a hacer las cosas, a no rajarte y confiar en ti. Manipura tiene su propio mantra y se activa cuando repetimos la sílaba RAM, así que si le batallamos para tomar decisiones o aventarnos a realizar algo por miedo o por creernos incapaces de lograrlo, repite este sonido vibracional y algunas afirmaciones propias de manipura como “yo puedo”, “yo hago y lo hago bien”, “me amo a mí misma”, etcétera, te ayudarán a equilibrarlo.

Anahata. El chakra amoroso. En febrero escribí un poco sobre él. Anahata se ubica en el centro del pecho, en el corazón. Su tendencia es dar amor, compartir conocimientos, sabiduría, ser empático hacia los demás y fortalecer el lado compasivo del ser. Realizar ejercicios que ayuden a abrir el pecho, estimula positivamente este chakra. Su propio sonido vibracional es YAM. Algunos decretos relacionados son “yo amo”, “respeto todas las manifestaciones de vida”, etcétera.

Vishudda se ubica en la garganta y tiene relación con nuestra capacidad de comunicarnos y expresar lo que sentimos y creemos, sin guardar nada y soltando todo al Universo. Las enfermedades en las vías respiratorias guardan relación con vishudda si no tenemos la fuerza necesaria para expresar nuestros sentimientos, emociones y pensamientos. Debemos cuidar mucho este centro energético y los órganos vitales involucrados. Repetir el sonido vibracional HAM, visualizando el color azul y decretar “yo expreso”, te ayudarán a equilibrarlo.

Ajña se localiza en el centro de la frente y lo conocemos como nuestro “tercer ojo”. Tiene relación con la capacidad de comprender y entender la información que entra a nuestro ser, la que se analiza y la que sale en forma de acciones y palabras (¡súper importante!). Este chakra es el jefe de la intuición. Autodecretos como “yo preveo” y “yo comprendo”. Una buena técnica para trabajar ajña es la meditación de la vela: en un cuarto oscuro, siéntate frente a una vela prendida y obsérvala sin parpadear. Deja que los ojos se limpien y lagrimeen. Pon en tu mente el sonido OM y visualiza los tonos azul índigo y violeta.

Sahasrara. Lleva tu palma de la mano encima de tu cabeza pero sin tocarla. Cierra tus ojos y procura centrar tu atención en las sensaciones que percibe la palma de la mano. Ahí está sahasrara. Es el más puro, el que te conecta con el Ser Divino. De éste surgen los demás chakras. No se relaciona con órganos vitales pues se encuentra por encima de la coronilla. Su energía es tan sutil y se refleja en la consciencia plena del ser humano. Decretos como “yo soy”, “soy uno con el Universo”, “vibro en amor con mi entorno”. Su color es el blanco, aunque también se relaciona con el violeta, cuyo poder es el de la transmutación y transformación. ¡Namasté!

FB Mayte Cepeda

Grupo FB yoga lovers

TW @mayteeeee

Instagram @yogamayte

yogamayte@gmail.com

septiembre 13, 2017

Mayte Cepeda

Yogini ~ abogada ambientalista ~ mamá ~ esposa ~ hija ~ hermana ~ enamorada de la naturaleza, la vida, la familia, los libros y la música ?

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS