La cocina de los sentimientos: Svadhisthana Chakra

Nada de lo que nos rodea es constante ni permanente. Comprender que las cosas deben fluir y que tal vez mi vida de hoy, mañana puede ser que ya no esté, es gracias a que todo está en constante transformación.

Por Mayte Cepeda

En algunos textos te he platicado un poco sobre los chakras: esos centros energéticos que sirven para concentrar la energía lo que comemos, respiramos, vibramos y, en general, de lo que recibimos.

Respecto a los siete principales chakras, están los llamados inferiores que, por decir, son los más “humanos y materiales” y los superiores, cuya tendencia es más espiritual. Dentro de los inferiores, se encuentra svadhisthana chakra.

En la tradición del yoga, este chakra cuyo significado en sánscrito es dulzura ó la propia morada, se identifica con el color naranja principalmente y tiene las cualidades del agua. Esto quiere decir que la energía que se concentra en este centro tiene que ver con la fluidez, la fecundidad, la sexualidad, el disfrute de las experiencias sensoriales, la pasión y creatividad. Guarda íntima relación con el funcionamiento de órganos como los riñones, la vejiga, caderas y órganos reproductivos.

Para el óptimo funcionamiento y equilibrio de éste y todos los chakras, deben tomarse en consideración las propensiones y debilidades que tiene cada uno. ¿Qué significa esto? En el caso de la región del cuerpo en la que se ubica svadhisthana chakra que es justo en el vientre, por arriba del pubis, pero antes del ombligo, si esta región de nuestro cuerpo vive enferma o presenta constantes malestares, independientemente de su origen, posiblemente la debilidad del mismo es la que impera. Para mejorar su condición, debe trabajarse en fortalecer su lado positivo, con alimentos adecuados, meditación, yoga, entre otras herramientas.

Svadhisthana chakra guarda estrecha relación con el sentido de pertenencia, de tener la certeza de que formamos parte de algo en específico (familia, pareja, grupo, comunidad), lleva consigo la importancia de darle valor a importancia a nuestra condición emocional y cómo canalizamos nuestras emociones y sentimientos, respecto a los que nos sucede dentro (nivel personal) y cómo actuamos con nuestro entorno. La capacidad de asombro y el “niño interior” que nos permite sorprendernos día a día de los pequeños detalles de la vida o de lo que descubrimos en nuestro andar, forman parte de la energía que integra este chakra.

El equilibrio que debe guardar svadhisthana chakra es aquel entre lo que el ser humano adopta con su capacidad de receptividad y lo que siente y transmite a los demás (emociones). Este chakra digamos que funge como el centro energético en el que se cocinan los sentimientos. De ahí que sea muy común que por culpa del miedo, del estrés, de la tristeza, de la ira, de la frustración y de cuanta emoción negativa existe, se deriven algunos malestares físicos de esos que terminan en itis: gastritis, colitis y demás problemas relacionados con el funcionamiento del aparato digestivo.

Sin afán de discriminar al género masculino, este chakra es muy femenino. Seguro te suena familiar el hecho de que sea más común que las mujeres padezcan enfermedades y molestias con el sistema digestivo. Esto es gracias a que somos una máquina que producimos y transformamos sentimientos a lo loco, de tantos pensamientos que traemos en la cabeza y los convertimos en emociones que, al final se manifiestan de alguna manera en nuestro cuerpo físico. No digo que los hombres sean unas piedras sin sentimientos, pero es claro que esto es un poco más característico de nosotras las mujeres.

Por el color naranja con el que se asocia, svadhisthana chakra puede estimularse con diversos elementos, el jengibre, cardamomo, sándalo, ámbar, citrina. Así que, ¿qué tal te caería una meditación para estimular este chakra, acompañándola de una vela color ámbar, un incienso de sándalo y finalizarla tomándote un té de jengibre con naranja?

La energía de svadhisthana chakra por pertenecer al elemento agua, nos lleva a entender y aceptar que no todo lo que nos rodea puede ser constante y permanente. Comprender la naturaleza de que las cosas deben fluir y que tal vez mi vida, mis cosas, mis problemas y preocupaciones de hoy, mañana puede ser que ya no estén, y esto es gracias a que todo está en constante transformación. Por ello, este chakra va de la mano con la práctica del desapego, tanto de bienes y valores materiales como inmateriales. Entender y aceptar en amor que todo lo que impacta nuestra vida puede cambiar; aprender y valorar la enseñanza de esos cambios y así, estar abierta y receptiva a recibir lo que venga para ti. ¡Namasté!

 

FB Mayte Cepeda

Grupo FB yoga lovers

TW @mayteeeee

Instagram @yogamayte

yogamayte@gmail.com

Mayte Cepeda

Yogini ~ abogada ambientalista ~ mamá ~ esposa ~ hija ~ hermana ~ enamorada de la naturaleza, la vida, la familia, los libros y la música ?

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS