Tatuajes infectados

Cómo lucen los tatuajes infectados, por qué se infectan y, sobre todo, cómo evitar que tu tatuaje se infecte.

Por Laura Prieto

Hace unos días circuló un post, acerca de una chica tailandesa a quien, literalmente, se le cayó su tatuaje. Fue muchas veces compartido, porque la gente asumió que estaba horriblemente infectado. Me lo enviaron varias veces con el pánico de que eso pueda sucederle a algún tatuaje, las redes sociales y el internet nos dan acceso a mucha información, pero lamentablemente en muchos casos, que no son verdad, se hacen virales. Noticias falsas circulan sin todo el contexto. El caso de la chica tailandesa no se trató de un tatuaje infectado, sino del intento de quitar el tatuaje con cremas abrasivas, dando como resultado: complicaciones de salud, una enorme cicatriz queloide y si, la remoción completa de su tatuaje.

Hoy hablaré acerca de los tatuajes infectados, cómo lucen, por qué se infectan y, sobre todo, cómo evitar que tu tatuaje se infecte.

Un tatuaje nuevo duele, arde y está rojo; se siente como un raspón, o un poco más intenso que una quemadura solar. Estos síntomas duran menos de una semana, generalmente tres o cuatro días, después de esto el tatuaje va secando y causa pocas molestias.

Síntomas de un tatuaje infectado

El dolor perdura más de tres días: si el dolor de tu tatuaje empeora en vez de mejorar, puede que sea el comienzo de una infección.

Inflamación severa: tres días con inflamación ligera a moderada son totalmente normales. En el caso de las piernas puede presentarse inflamación un poco más severa, esto entra en lo normal debido a que la circulación es más pesada en las piernas, pero si la inflamación perdura por más de tres días y al tocar tu tatuaje éste se siente caliente, es señal de inflamación severa que no es normal.

Inflamación irregular alrededor de la zona, pústulas o ampollas, son señales graves que deben ser tratadas por un médico.

Color rojo: el enrojecimiento desaparece en un par de días, si el enrojecimiento perdura, es señal de que algo no va bien.

Picazón: la comezón en un tatuaje empieza en la etapa final de la cicatrización, cuando la costra sale y estira la piel, da ansiedad y ganas de rascarse, eso es normal. Si desde los primeros días presentas comezón que va del tatuaje a los alrededores, podría tratarse de una reacción alérgica o del inicio de una infección.

En el peor de los casos. Si ignoras las señales tempranas de infección, el resultado: infecciones graves, que deben ser tratadas por un médico, de manera urgente.

Fiebre: si presentas fiebre alta, tienes una infección y se debe tratar lo antes posible.

Secreciones: un tatuaje nuevo supura el primer día, sale un líquido transparente, es normal que esto dure un día, máximo dos días, si el tatuaje sigue supurando y con los días tiene mal olor, es urgente que vayas al médico.

Líneas rojas que salen del tatuaje: si de tu tatuaje salen líneas delgadas color carmín, acude a emergencias, puede que seas víctima de un envenenamiento de la sangre.

¿Qué hacer si presento alguno de estos síntomas?

Si tienes síntomas leves, acude con tu tatuador, él evaluará con su experiencia si es alguna reacción normal o si debes de acudir a un médico, el tatuador no puede recetarte medicamento. Si tus síntomas son graves, acude al médico, infórmale todo acerca de tu proceso y qué has hecho para cuidar tu tatuaje, si tienes infección te recetará antibióticos y algún ungüento para acelerar la cicatrización.

¿Cómo prevenir una infección?

Alergias. Si presentas alergias, ya sea alergia estacionaria, alimenticias, a pigmentos (tintes y maquillaje), es recomendable hacerte una prueba de alergia. La tinta negra por lo general no tiene ingredientes que resulten alergénicos, pero las tintas de colores tienen aditivos que pueden producir alergias a grupos vulnerables. Una prueba de alergia es rápida y puede evitar un mal resultado en tu tatuaje.

Acude con profesionales. Siempre sigue tu sentido común, observa el lugar, la limpieza del estudio, la limpieza del tatuador, asegúrate que sea una persona calificada, si notas algún comportamiento sospechoso, sigue tu instinto y retírate del lugar.

Revisa tu material. Un tatuador profesional tendrá todo tu material a usar a la vista. Pide ver de cerca las agujas, los tubos, las tintas, todo debe de estar sellado y esterilizado, revisa que lo abra delante de ti, si tienes dudas de algo, es tu derecho que te las aclaren antes de aplicar la tinta y agujas en tu piel.

Sigue las instrucciones de cuidados posteriores que te diga tu tatuador. Por ser un oficio milenario, los cuidados han sido a prueba y error, lo que te recomiende tu tatuador ha sido probado con anterioridad. Si tienes dudas, consulta con él, evita escuchar consejos de quien no se dedique a eso, no uses remedios caseros, no experimentes con tu tatuaje, es tu salud, sigue tu sentido común para prevenir cualquier daño a tu tatuaje.

Higiene. Un punto que quiero recalcar de manera especial es la higiene, tu tatuaje es una lesión, es una apertura de la piel que puede dejar tu cuerpo vulnerable a infecciones, mantenlo siempre limpio, procura que esté seco, si tu tatuaje está a nivel de piso (pies, tobillos, chamorros) ten especial cuidado en la higiene, si tu tatuaje se ubica en el área de las manos (dedos, muñecas) refuerza la higiene y humectación, si haces ejercicio, siempre lava tu tatuaje después de la práctica, removiendo el sudor y suciedad. Es una herida y debes de tratarla como tal.

Ventilación. El aireado de la zona tatuada es de mucha importancia, ayuda con la cicatrización y previene infecciones, ten especial atención a tatuajes que estén en lugares con poca ventilación como los pies o en la línea del sostén, el calor de la zona y la poca ventilación, puede infectar tu tatuaje.

Mascotas. Sabemos que muchos no podemos pasar un día sin estar con nuestras mascotas, pero por más limpia que la consideremos siempre su cabello lleva suciedad, ácaros y caspa que pueden acabar en nuestra herida abierta, evita tener contacto directo con tu mascota por unos días para evitar el riesgo de infección.

Te dejo un par de consejos: si no estás seguro de tener una infección, para aclararlo ve con un médico, es mejor prevenir que curar. Si presentas dos o más de estos síntomas, busca a tu médico, no lo pienses demasiado, una infección evoluciona rápidamente y empeorará, las infecciones en la piel son delicadas y en el peor de los casos se pone en riesgo tu vida.

Para finalizar vale la pena mencionar que, en mis 14 años como tatuadora, no me ha tocado ver un tatuaje infectado o con complicaciones graves. En lo personal creo que si tu tatuaje está hecho con materiales esterilizados y de calidad no tendrás mayores complicaciones y tú tatuaje sanará bien.

Dentro del estudio es responsabilidad del tatuador garantizar el mejor trabajo con el mejor equipo, saliendo del estudio es tu responsabilidad llevar a cabo los cuidados posteriores, para así tener un resultado favorable.

Laura Prieto

Nací en Saltillo, Coahuila hace 32 años. La vida me llevó a aprender a tatuar, complementé mi aprendizaje estudiando artes gráficas y haciendo toda cosa creativa que llegara a mí. Ahora soy madre, esposa, llevo 14 años en el mundo del tatuaje y sigo feliz y encantada de trabajar en lo que estoy.

2 Comments

  1. Responder

    C. Meneses

    febrero 6, 2019

    Hola. Se que es diferente para cada persona, pero de todas formas me gustaría tu opinión como profesional. Me hice un tatuaje en el antebrazo por dentro hace 4 días, tengo comezón, ronchas, solo un poco de inflamación y un poco de temperatura en el lugar, no quiero entrar en pánico aún, pero me gustaría saber si eso es normal o no. Gracias 😊

  2. Responder

    Cuidado tatuajes infectados

    marzo 30, 2019

    Cualquier síntoma que perdure más de lo normal se debe considerar ir al médico, por ello siempre antes deben siempre deben hacerse tatuajes en lugares que tengan algún reconocimiento o certificación y que sigan los estándares de calidad, porque hay muchos tatuadores que no lo siguen, sobre todo en los países no desarrollados.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS