El prana

Es momento de darle un poco de valor del prana y describir más sobre su definición, elementos y alcance.

Por Mayte Cepeda

En la mayoría de mis textos, suelo hacer alusión al prana. Y ya que no lo he tratado como tema central, he hecho una muy superficial e injusta descripción de él. Así que es momento de darle un poco más de valor y describir más sobre su definición, elementos y alcance.

Su origen sánscrito parte del verbo aspirar, jadear. Sin embargo se trata realmente de un sustantivo que hace alusión a la energía vital existente en el Universo. De acuerdo a la tradición ayurvédica (medicina natural hindú), el prana es esa fuerza que fluye por todo el cuerpo a través de unos canales llamados nadis que conectan las funciones corporales y llenan de energía el cuerpo vivo.

El prana se encuentra presente en todas partes y anima las cosas vivas. Reúne las diferentes fuerzas presentes en la naturaleza y se manifiesta como aquella que da vida y acción. Está en ti, en el sol, en las estrellas, en las plantas, animales, alimentos, en el agua. El poder transformador del este mágico elemento genera la vida, la energía vital.

En yoga, empleamos las posturas (asanas) y las técnicas de respiración (pranayama) para atraer a nuestro cuerpo mayor cantidad de prana. En una clase de yoga guiada es común escuchar que tu instructor te hable del prana y de cómo mediante una respiración controlada y consciente a través de tu práctica puedes absorber mayor prana y, con ello, eliminar la mayor cantidad de toxinas posibles, alejar molestias, enfermedades, tensión, estrés y demás negatividad física, mental y emocional.

Según las enseñanzas de Osho, el prana o la energía siempre se integra por dos polos o extremos. Así sucede con la primer bocanada de aire que entra al ser humano al nacer, que es la inhalación y la última al morir, que es una exhalación. El prana es la vida misma y así misma se manifiesta constantemente. El prana no es la respiración en sí; tampoco es el aliento. El prana no se está quieto o estático, si no en constante movimiento. Es la energía e impulso que transforma cuando el aire entra al cuerpo y la que impulsa ese mismo aire a salir convertido en dióxido de carbono. El prana tiene un alcance y extensión tan amplia que lo abarca todo en el Universo.

El prana ingresa en el ser humano gracias al aire, así como ingresan los alimentos y el agua. Para comprender un poco más el comportamiento del prana en tu cuerpo, la tradición yóguica ha hecho una distinción entre los distintos tipos de aires o vayus que lo transportan:

  • Praana vayu: Se sitúa en el pecho y tiene relación con la respiración (inspiración y expiración) y la transformación en energía de los alimentos que se ingieren.
  • Apaana vayu: Su ubicación es entre la pelvis y el ombligo y tiene relación con la eliminación y expulsión de prana a través de las secreciones que elimina el cuerpo humano, como la orina, menstruación, eyaculación etcétera.
  • Sammana vayu: Se relaciona directamente con la asimilación y distribución de los nutrientes que se obtienen de los alimentos, es decir, con el metabolismo; se centra en el diafragma.
  • Udyaana vayu: Se extiende de la garganta hacia la cabeza. Tiene relación directa con el lenguaje, el funcionamiento mental y la conexión entre la mente, el habla y los pensamientos.
  • Vyaana vayu: Es el aire que transporta el prana a todo el cuerpo; se sumerge en cada célula, limpia y controla los sistemas circulatorio y nervioso. Este vayu guía a los demás vayus y ejerce una función como de “armonizador” del prana en todo el cuerpo. Tiene impacto en la piel más que en otros órganos, así que cuando te pongas “chinita” de la piel o sientas el paso del sudor por ella, es vyaana vayu trabajando.

Prana es, entonces toda la energía presente en el Universo: la luz, el calor, el magnetismo, las emociones, el alma… prana es la suma de todo lo que existe vivo y se manifiesta en aquello que esté vivo y en movimiento.

Disfruta del prana en ti. ¡Namasté!

FB Mayte Cepeda

Grupo FB yoga lovers

TW @mayteeeee

Instagram @yogamayte

yogamayte@gmail.com

Mayte Cepeda

Yogini ~ abogada ambientalista ~ mamá ~ esposa ~ hija ~ hermana ~ enamorada de la naturaleza, la vida, la familia, los libros y la música ?

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS