Yoga y ejercicio después de una cirugía

Volver a hacer yoga o a practicar un deporte después de haber pasado por una cirugía requiere que tomemos en cuenta algunos puntos.

Por Mayte Cepeda

En tres años me han operado dos veces gracias a unas hernias. La primera en el ombligo y la segunda en la ingle. Unos le echaron la culpa al yoga, otros a los embarazos en los que mi panza creció de manera grosera y yo, yo creo que me salieron porque tenían que salir y punto, sin importar la causa. Lo bueno es que ya me las arreglaron.

En la primera de las cirugías me tardé poco más de ocho meses en volver al tapete a practicar yoga. Entre el miedo de lastimarme y que la verdad sí sentía raro cómo se estiraba mi piel, decidí darle tiempo al tiempo y buscar alguna actividad que no me doliera físicamente ni preocupara mentalmente y pues en el inter empecé a trotar y luego a correr, deporte que me gusta mucho y trato de combinarlo con mi yoga. En la segunda cirugía, como fue laparoscopía pues la recuperación fue más rápida y todo volvió a la normalidad muy pronto afortunadamente. De hecho es fecha que veo a mi doctor y lo quiero abrazar muy fuerte porque hizo un trabajo excelente y volví pronto a mis actividades y a mis hobbies.

Sin embargo cada cuerpo reacciona distinto. No a todos nos va igual cuando pasamos por una cirugía, incluso tratándose de un mismo procedimiento. Muchos factores influyen en la recuperación del cuerpo físico: la edad, condición física, nivel de estrés, conocimiento y pericia del personal médico, antecedentes de salud y muchas cosas más. Incluso el cuerpo mental es uno de los factores más determinantes en la mejoría post cirugía.

Volver a hacer yoga o a practicar un deporte después de haber pasado por una cirugía requiere que tomemos en cuenta lo siguiente:

  • ¿Practicabas yoga o hacías ejercicio antes de la cirugía? Esta pregunta es básica, pues mucha gente piensa que aunque nunca ha practicado yoga, ésta va a reconstruir, sanar, recuperarte y dejarte como nueva una vez que has pasado por una cirugía y pues la verdad es que no. Claro que se trata de una actividad que trae muchos beneficios consigo, pero tampoco pienses que se trata del sustituto perfecto del consejo e indicación del doctor, o de medicinas, terapias y que con puro yoga o ejercicio te vas a recuperar de manera exprés. Si ya hacías yoga o ejercicio antes de someterte a la cirugía, seguro entenderás que tu cuerpo te irá indicando los avances de la recuperación y sobre todo, el momento en el que se encuentre listo para volver a activarse.
  • ¿A qué tipo de cirugía te sometiste? Independientemente de que se trate de la atención de una lesión, de una enfermedad o de un tema estético, debes tomar en consideración la complejidad que tuvo tu cirugía. No es lo mismo que te arregles las “bubbies” a que te atiendas hernias de disco en tu columna o se trate de la reestructuración de un hueso fracturado. El papel de tu médico es súper importante para que te ayude a conocer y entender bien a bien, qué tanto invadieron tu cuerpo y por ende, qué tanto tiempo requiere para recuperarse.
  • ¿Te dejó alguna consecuencia o secuela la cirugía? Existen algunas operaciones que traen consigo la necesidad de tomar reposo por un tiempo mayor al habitual, otras que te piden casi que el mismo día de la cirugía comiences a caminar y a moverte para que retomes funciones básicas con mayor rapidez y así evites medicamentos, y otras acciones post operatorias como el llevar a cabo una serie de terapias o rehabilitaciones para recuperarte.
  • ¿Te invade la ansiedad y las ganas de que todo vuelva a la normalidad? Es totalmente normal que nos de la desesperación por volver a estar activas y hacer lo que ordinariamente hacíamos antes de que nos operaran. Más cuando pasan un par de semanas y usualmente para ese entonces ya nos sentimos muy bien por fuera, retomamos actividades como manejar, trabajar, comer normal, etcétera. Pero ¿y por dentro? Tal vez no nos damos cuenta, pero el proceso de recuperación interna es muy distinto y va desfasado en comparación al proceso externo. Aquí es donde juega un papel importante el cuerpo mental, ya que es el que nos ayudará a estar en calma, para evitar que nos invadan las sensaciones de ansiedad y estrés por querer que todo vuelva a la normalidad y vuelva mi fuerza, flexibilidad, resistencia, condición cardiovascular y todo lo que tenía con mis actividades físicas. Aquí es donde debemos domar a la “fiera emocional” que tenemos dentro y darnos el tiempo conveniente y necesario para que nuestro cuerpo en su perfecta inteligencia se restaure y recupere su condición sin forzarla a hacerlo. ¡Namasté!

FB Mayte Cepeda

Grupo FB yoga lovers

TW @mayteeeee

Instagram @yogamayte

yogamayte@gmail.com

Mayte Cepeda

Yogini ~ abogada ambientalista ~ mamá ~ esposa ~ hija ~ hermana ~ enamorada de la naturaleza, la vida, la familia, los libros y la música ?

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS