Om

Dios en ti.

Por Mayte Cepeda

 

En yoga, suele utilizarse el sánscrito que es una de las lenguas más antiguas que se utilizan en India, en la que generalmente se encuentran escritos los primeros textos religiosos. Y en la práctica de ashtanga yoga, el sánscrito lo aplicamos tanto en el conteo de vinyasas (respiraciones y movimientos sincronizados), así como en el nombre de las posturas que, por cierto, gran parte de ellas tienen nombres de animales.

Y obviamente cuando cantamos mantras, también empleamos el sánscrito.

De hecho, uno de los mantras por excelencia que todo mundo conoce y ubica como parte del yoga, es el Om. No importa si nunca has probado una clase de yoga, o si nunca lo hayas cantado. Por el solo hecho de la misma publicidad que se le hace al yoga, el Om es significado de yoga en automático, ¿o no?

Bueno la sílaba Om se pronuncia aum (la a y la u integran en un sonido la o, y la m es larga en su pronunciación) es un mantra y una vibración a la vez. Su significado es tan amplio, completo e infinito como el Universo mismo. Om es el inicio de la vida, el primer pulso y manifestación de la vida misma, el origen, el todo. Usualmente iniciamos nuestra clase de yoga con un Om y la cerramos con otro Om. En algunas ocasiones a mitad de clase, en alguna postura que lo amerite lo incluimos y eso le inyecta mucha espiritualidad e intención al trabajo que estemos realizando.

Los seres humanos al igual que todo lo que posee vida en este planeta estamos cargados de energía y por ende contamos con frecuencias y vibraciones. Al cantar un mantra, al entrar en meditación, al rezar, al buscar el silencio absoluto, la quietud y la paz interna, automáticamente elevamos esa vibración y entramos en un estado mental superior al habitual. Empleando el mantra Om es una manera excelente para trabajar este objetivo.

De acuerdo a los Upanishads (uno de los textos sagrados hindúes), el Om es el punto de partida, pilar y base de todos los mantras existentes y tiene la fuerza de controlar todo lo existente y no existente en el Universo. En el aspecto religioso se ha investigado y estudiado mucho sobre el origen y empleo de la sílaba sagrada Om y su relación estrecha con la palabra Amén, cuyo significado es “así sea”, y la solemos utilizar al cerrar una oración proveniente del cristianismo.

Cantar el mantra Om, tanto al inicio de una práctica de yoga, como mentalizarlo en una meditación, en lo personal siento que es de mucha ayuda y beneficio por varias razones; la primera de ellas es porque es tan fácil pronunciarlo que no te bloqueas o preocupas por decirlo bien y no equivocarte, o sea, es muy simple; ayuda a que saques de la mente otras cosas y te enfoques en su pronunciación lenta, pausada, usando el aire proveniente de tu exhalación y te permite aquietar la parte mental y emocional de tu cuerpo, para así conectarte y ponerte en sintonía con lo que vas a hacer, ya sea tu práctica de yoga o una meditación.

Om, en resumidas cuentas y para que realmente entendamos el gran valor que tiene, podemos decir que significa “Dios en ti”. Es limpiar tu ser, purificarlo, trascender, evolucionar y vivir en un gozo permanente. Es buscar conocerte a ti mismo y agradecer la luz que te compone. ¡Namasté!

 

FB Mayte Cepeda

Grupo FB yoga lovers

TW @mayteeeee

Instagram @yogamayte

yogamayte@gmail.com

noviembre 29, 2017

Mayte Cepeda

Yogini ~ abogada ambientalista ~ mamá ~ esposa ~ hija ~ hermana ~ enamorada de la naturaleza, la vida, la familia, los libros y la música ?

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS