EL EQUILIBRIO – NICTÉ RUIZ

· Hoy en día soy promotora cultural. ·

Para Nicté Ruiz una de sus más grandes pasiones es la familia y por familia entiende no sólo la desangre, sino también sus amigas y sus amigos, la gente que la rodea y con la que colabora día con día. Mujer trabajadora, fuerte, de valores claros y con una mente brillante, equilibra su vida entre sus sueños personales, ser las esposa de un servidor público y lo que ser madre de tres hijas significa.

Originaria del estado de Michoacán, pero coahuilense de corazón, proveniente de una familia muy ligada a la política, Licenciada en Administración de Empresas y con estudios de Maestría en Administración Pública. Dedicó gran parte de su vida profesional desde muy joven al sector público. A su llegada a Saltillo comienza a reinventarse, a hacer otras cosas, abanderar otras causas. NES platicó con ella sobre su vida, su visión, sus planes.

Lecciones de vida

La gran lección de mi vida personal y profesional, la aprendí en San Pedro de las Colonias, Coahuila, cuando mi esposo Javier Guerrero, fue presidente municipal y nos fuimos a vivir ahí. Fue un cambio muy drástico en mi vida, tuve que adaptarme ya que llegué a un lugar muy pequeño después de vivir en la Ciudad de México. En San Pedro nació la segunda de mis hijas. Experimenté en carne propia las carencias que hay en los hospitales públicos de nuestro país. Me di cuenta de todo lo que hay por hacer respecto a los servicios de salud pública y gratuita.

En San Pedro entramos en una dinámica muy fuerte. Durante esos tres años trabajé muy de cerca con las mujeres de ahí, desarrollé un programa que les permitiera seguir trabajando y aspirar a mejores condiciones, las organicé en todos los sentidos no solamente en el aspecto económico, también en el personal. No ha habido mejor maestría, ni mejor doctorado para mi que aquella oportunidad de vivir y servir ala gente de San Pedro.

Recuerdo que en aquellos años aprendí que lo importante no son las siglas de un partido o de una organización política, que lo importante es el compromiso que se tiene con la gente como representante popular, que en el momento en que eres un servidor público tu compromiso es con la gente que te eligió.

nicte1

Ser madre y profesionista

soy una gran defensora de las mujeres, tengo tres en casa y siempre he dicho que las mujeres por el simple hecho de serlo nos merecemos ser respetadas. tenemos que defender nuestra dignidad y de lo que somos capaces de ser: profesionistas exitosas, amas de casa, esposas, hijas, consejeras, amantes, abuelas. Nos desdoblamos en muchas cosas, tenemos esa enorme capacidad y hay que valorarnos más.

Creo que no necesariamente se tiene que ser madre para ser una mujer completa pero es una parte fundamental de nosotras. Podemos ser profesionistas y al mismo tiempo ser madres y esposas exitosas. Hay que encontrar el equilibrio porque aunque tenemos papel histórico en la vida heredado y siempre se ha dicho que la mujer está hecha para la casa y los hijos, eso ya está superado. Hemos demostrado a cabalidad que podemos ser exitosas en muchos otros planos.

Defiendo el que mis hijas estudien, se preparen, aprendan a valorarse, sepan que ellas valen por sí mismas y también deseo que busquen una pareja, que se den la oportunidad de formar una familia. para mi ha sido fundamental el que se me reconozca mi desarrollo profesional así como le ser madre, esposa y todo lo que aportamos en un hogar.

El gran reto de la mujer actual

La búsqueda de la equidad, de la igualdad, de que senos otorguen y reconozcan a nosotras las mujeres los mismos derechos, salarios y las mismas oportunidades, no está peleado con la otra parte. Es decir, si deseamos la igualdad y también deseamos formar una familia, hay que esforzarse el doble para lograrlo.

El gran reto es aprender que no está peleado ser una profesionista exitosa y alcanzar nuestros sueños, contra ser una mujer con este papel histórico que de alguna manera nos fue heredado y nos hace ser mejores, porque cuando aprendemos a ser esposas y madres, aprendemos también a conciliar, respetar y amar.

El arte

Mis padres desde niños nos enseñaron, amis hermanos y a mi, la importancia de tener un contacto directo con las artes. Siempre estuve muy cerca de la pintura, nos llevaban mucho a museos. Mi papá fue un promotor cultural muy importante en mi tierra, impulsó a muchos pintores michoacanos. Tomé clases en todas las artes. Como crecí de esa forma, desde muy joven comencé a coleccionar obra.

Mis hijas también siempre han estado cerca del arte. De pequeñas tomaron clases debale, pintura, piano. Cuando llegué a Saltillo comencé a tomar clases de pintura yo también, cursé algunos diplomados y me involucré también en otras causas como Un Regalo que da Vida, asociación que se dedica a todo lo referente con trasplantes de órganos y en la que colaboré por varios años.

Hoy en día soy promotora cultural. Junto aun grupo de amigos artistas plásticos, fundé una asociación, Alpavic, a través de la cual buscamos espacios para exposiciones, cursos, diplomados y damos a conocer la obra delos integrantes.

Planes

Vivir y disfrutar. Seguir haciendo cosas que sirvan a los demás, seguir creando conciencia a través de mis trincheras, ahora desde el arte.

TWITTER: @nicteruiz

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS