Raúl Cantú

Quién es Raúl Cantú.

Soy una persona muy apasionada de la imagen, me gusta ponerme siempre y constantemente nuevos retos y desafíos. Me los he puesto en varias etapas de mi vida. Entré al arte por una cuestión de salud. Tenía un ruido en el oído que nunca se me quitó, es una enfermedad que se llama tinnitus y no me dejaba dormir, ahorita ya lo superé, pero me pegó mucho porque no podía dormir. Entonces, después del trabajo, para cansarme un poco más, me metí a esto del arte digital, primero con los fractales que me dieron muchas satisfacciones, después me volqué en la fotografía de lleno. Soy un aventurero desde el punto de vista “imagen”, nunca puedo estar quieto, quizá por eso en este tiempo he generado tantas series relacionadas con el tema del arte. Y también soy un hombre de negocios, entregado completamente a mi agencia y tratando de solventar la vida todos los días.

Tengo algunos premios internacionales, con los fractales, tengo un premio en Italia, he estado en algunas Bienales también en Italia, ahora para Tec en la Bienal del Concurso Contemporáneo en México me colé entre los 50 de entre más de 800 fotógrafos. Estuve en el concurso “México en una imagen” con un quinto lugar nacional. La verdad para mi los reconocimientos no son muy importantes, he tenido otro tipo de premios pero más virtuales digamos,

 

¿Quiénes son tus fotógrafos favoritos?

Dar nombres es muy difícil, porque hay muchas personas a las que admiro. Estoy viendo siempre que está sucediendo en las redes. No sigo a uno o a dos fotógrafos, sigo a muchos, también visito muchos foros de fotografía. Hay fotógrafos que sigo y evidentemente me ha marcado su obra, por ejemplo, Phil McKay. En fotografía me gusta mucho lo que se está haciendo en Europa, Polonia, República Checa, lo que era la Unión Soviética, allá hay mucha foto muy padre.

 

¿Cómo eran tus primeras fotografías?

Yo empecé haciendo HDR (Alto Rango Dinámico). Lo que me permitió esta técnica fue conocer un poquito más la cámara. Cuando yo veía las fotos de HDR, hace ya un rato, decía “híjole, cómo se hace esto”, y fue lo que me cautivó. Porque yo estaba muy clavado con el tema del color, con mis fractales muy explosivas de color y las fotografías HDR de cierta manera me permitían hacer esto mismo en foto. Soy autodidacta y esos fueron mis inicios, aunque después me colgué un poquito con el tema de la fotografía Macro, que fue de donde salieron series como La lanza del agua, Coaliciones lácteas y Expresiones líquidas que fue la serie que ya me catapultó un poco a nivel internacional.

Empecé hace muy poco en la fotografía, hace como 8 años. Soy algo técnico, pero creo que tengo los dos lados del cerebro desarrollados porque el lado artístico también se me da.

 

¿Qué te llevó hasta la fotografía infrarroja?

Creo que fue todo mi hacer en el mundo de la fotografía, pienso que era algo inevitable. He experimentado fotografía con muchas técnicas las cuales siento que domino. Primero el HDR, luego los macros, que llevé a niveles interesantes desde hacer súper macros, enfoques en uno o dos milímetros, sacar de ahí obra y terminar con la serie que me catapultó que fue Expresiones liquidas. Después me cansé un poco del estudio porque todo lo estaba trabajando desde un estudio, con mucho desarrollo atrás de las fotografías, había electrónica y mucha capacidad para resolver técnicamente fotos muy complicadas. Me salí del estudio un poco para descansar y me metí en el paisaje y comencé a hacer varias series una de ellas, Mi tierra mi cielo ya tratando de desarrollar una personalidad, una firma más mía. Y cuando me cansé un poco de las salidas locales o los sitios o de los mismos lugares es cuando siento que tengo que ver una realidad alterna y bueno eso era automáticamente la magia de las imágenes de ensueño de los infrarrojos. Entonces empecé a estudiar y me di que, a nivel américa latina hay muy pocos buenos fotógrafos de infrarrojo y me metí de lleno. Primero poniendo filtros enfrente de las cámaras que ya tenía y tratando de desarrollar un estilo a la hora de revelado que es donde puedes brillar. Y ese fue más o menos el proceso, ahorita es una serie que ya la tengo muy avanzada, ya debo de tener más de 100 o 150 obras. Empecé con filtros y después mandé modificar una cámara mía a un laboratorio de Estados Unidos. La ventaja es que cuando agarro la cámara modificada ya traía el tema del revelado solucionado.

Es un proyecto que he acariciado mucho porque me ha dado muchas satisfacciones, desde que estoy tomando la foto ya estoy viendo la realidad totalmente alterada y esto me ha permitido retomar con nuevos bríos el tema del paisaje.

 

La fotografía de hoy.

Actualmente es altísima la cantidad de fotografías digitales que se toman, porque todo mundo trae cámaras en los celulares. Por ahí hay un dato que dice que si imprimiéramos en papel todas las fotografías digitales desde que empezó este tipo de fotografía y las apiláramos iríamos al sol ida y vuelta. Son trillones de fotografías, es una cantidad bestial. Imagínate toda esta cantidad de fotografías y que coincidamos en el espacio de una exposición 10 personas que hacemos fotografía, es algo increíble, padrísimo.

Hay una tendencia a querer ser fotógrafo y es entendible. Sin embargo, creo que un fotógrafo tiene que ser completo, tienes que buscar tu estilo y decir para dónde vas. Se debe buscar un poquito más y tratar de separarte, es difícil, es bien difícil, yo creo que, es otro tema que he comentado mucho, el arte más competido de la tierra es la fotografía. Sobresalir en la fotografía es muy difícil por eso creo que el que se sienta realmente profesional tiene que medirse muy alto, tienes que poner la vara súper alto y tirarle allá.

 

Qué consejo le das a quien verdaderamente se quiere dedicar a la fotografía y no sabe por dónde empezar.

Que saquen la cámara para todos lados, tienen que estar tome y tome fotos. Mucha gente dice “es que un fotógrafo no se hace tomando fotos” y claro que no es de que sólo tienes que tomar muchas fotos sino además capacitarte, tomar cursos, asistir a talleres. Puedes encontrar temas muy específicos enla red, en YouTube, en un manual. También el simple hecho de ver imágenes, analizarlas y pensar cómo le hizo, cómo llego a esto esa persona.

 

Las siguientes paradas de la obra de Raúl Cantú.

Ahorita tengo una exposición en Nueva York, precisamente estoy exponiendo al lado de Phil McKay, y otros 6 autores.

Tengo varias invitaciones, pero depende de cómo ande, porque como estoy también muy absorbido en el negocio, no tengo el suficiente tiempo para darle todo el seguimiento y muchas veces prefiero estar haciendo foto, que estar en exposiciones, como que disfruto más el proceso de estar creando.

 

El futuro.

Ahorita estoy trabajando unas series que se llaman Deconstrucciones, junto con Luz invisible, otra que se llama Seres de luz y Así de simple. Son de un tema que a mí me fascina, 4 series que me traen sumamente motivado,

Así de simple, en particular es una serie que me ha dado muchas satisfacciones y mucha motivación porque para halla va la tendencia de lo que estoy haciendo, es una serie de la que he visto el resultado, pero me he tardado mucho en dar esos resultados. Consiste en ver el desenfoque como parte fundamental de la composición, jugar con los desenfoques. He estado haciendo mucha investigación con lentes antiguos, interviniéndolos, cambiando la óptica físicamente para que llegue a ciertas cosas y eso es algo de la fotografía que es muy adictivo. Adaptar lentes muy antiguos a mis cámaras, lentes de 60, 70 años y ver los resultados, qué está haciendo, cómo se comporta y lo que está sucediendo alrededor. Estoy jugando con el tema de lo que está sucediendo alrededor con el desenfoque más que con lo que está enfocado.

La serie Luz invisible es de un tema que traigo ya muy dominado, me siento muy seguro y creo que es una serie que me va a dar también muchas satisfacciones. No he expuesto nada, a pesar de que es una serie que tengo ya muchas imágenes.

Seres de luz es otra serie con la que estoy muy entusiasmado porque es una serie de retrato que me permite esculpir con luz, interviniendo a las personas en la obscuridad y estoy sacando unos rostros súper padres, es un proceso que es una especie de performance, tienes que crear tus herramientas para poder pintar con luz de la manera que tú quieras, entonces ese es un proyecto que me trae muy entusiasmado.

Y “Deconstrucciones” que es una serie en la que tengo dos meses y piquito haciéndola y que también me crea mucha ilusión porque me está permitiendo reencontrarme con sitios a los que ya he ido en otras ocasiones, reinterpretarlos y verlos de una manera diferente. Muy parecido a lo que estaba sucediendo con Luz invisible, donde ya no estoy viendo la realidad si no estoy viendo una realidad alterada, ese es el tema de Deconstrucciones, básicamente descomponer en tiempo y espacio una escena y ponerla en una sola imagen. Esta serie me gusta mucho porque cada imagen tiene un montón de historias adentro, no es una sola historia son muchas y eso es lo que a mí me emociona. Así que para allá voy, salvo que me tope con alguna otra cosa en el camino esas son las 4 series que ahorita trabajo.

Alejandra Peart

Arquitecta y Licenciada en Letras Españolas con Maestría en Creación Literaria. Fundadora y Directora Editorial de Editorial Atemporia. Escribí el poemario En estas horas (Ed. Minimalia, 2004). Actualmente soy Directora de Contenido de la revista NES No Estás Sola, promotora cultural, editora, poeta, diseñadora editorial, feliz mamá de Rodri y esposa de Jorge. This is me.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS