Tatuajes y playa

Por Laura Prieto

Estamos a quince días de empezar Semana Santa, todos esperamos con ansias las vacaciones, después de un inicio de año ajetreado me imagino en casa, relajándome en la medida de lo posible con mi hijo y mi esposo, también hay quien se va de viaje y por el clima primaveral es ideal para salir a la playa. A veces me buscan en el tattoo shop, queriendo llevar un nuevo tatuaje a la playa, pero, ¿se puede?

En ocasiones anteriores ya les he platicado de los cuidados post tatuaje, pero nunca está de más recalcar la importancia de tratar el tatuaje como una herida que es una entrada para microorganismos a nuestro cuerpo, así que hoy, les voy a recordar las medidas de prevención, si es que te vas a tatuar antes de ir a la playa.

Si vas a ir a la playa y te quieres ir con nuevo tatuaje, es necesario que lo apliques mínimo quince días antes de tu viaje, lamentablemente si lo planeabas para estas vacaciones, ya es demasiado tarde, pero ¿por qué? Porque el tiempo promedio que tarda un tatuaje en cicatrizar son quince días, depende de cada persona hay quien tarda más o hay quien tarda menos, generalmente es menos, pero para prevenir es mejor esperar quince días. El sol directo quema la piel, y el tatuaje es una herida, así que le causarías daños y quemaduras a una herida si lo expones al sol cuando ha pasado poco tiempo de su aplicación, algunas tintas, sobre todo las obscuras, absorben los rayos del sol y la piel se siente más caliente y es doloroso. Entrar al mar con un tatuaje recién hecho es una pésima idea, el mar está lleno de microorganismos vivos que fácilmente ingresarían a tu cuerpo a través del tatuaje, puedes desarrollar infecciones que pueden poner en peligro tu vida. Igualmente entrar a la alberca está desaconsejado por los químicos que se usan para sanitizar las piscinas. Por último, la arena, es poco recomendado que la arena entre a una herida abierta. Imagina que tienes una cortada, duele y la cuidamos mucho para que sane adecuadamente, es lo mismo con un tatuaje.

Sabiendo todo esto, mi recomendación es planear con tiempo tu tatuaje antes de ir a la playa y si ya tienes tatuajes sanos, siempre usar bloqueador solar para evitar que la piel se queme y los colores se obscurezcan.

Ya huele a vacaciones, empieza la cuenta regresiva.

No estás sola.

Laura Prieto

Nací en Saltillo, Coahuila hace 32 años. La vida me llevó a aprender a tatuar, complementé mi aprendizaje estudiando artes gráficas y haciendo toda cosa creativa que llegara a mí. Ahora soy madre, esposa, llevo 14 años en el mundo del tatuaje y sigo feliz y encantada de trabajar en lo que estoy.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS