ISHVARA PRANIDHANA

En esta ocasión quiero enfocarme en el último de los Niyamas, que son la segunda rama del Ashtanga Yoga y se refiere a los comportamientos o conductas a cultivar para nuestro interior.

Derivado de su origen sánscrito, Ishvara refiere a Dios, el creador de todas las cosas; y Pranidhana, tener una meta espiritual, apegarse a Dios, ser sumiso ante Dios. Entonces, palabras más, palabras menos, sin tanta explicación y de la manera en que yo adopté este niyama en mi vida, es como una manera de rendirme ante Dios, ante su sabiduría, amor y poder infinito.

Desde mi perspectiva y recordando un texto que leí hace poco, sobre el cómo hoy en día las mujeres nos estresamos mucho por pensar que hay que cumplir con todo y con todos, a toda hora y bajo cualquier circunstancia. Es común caer en el conflicto y en el gravísimo error de perder nuestros años postergando deseos, momentos y metas por pensar que primero hay que satisfacer las necesidades de los demás: hijos, familia, trabajo, sociedad, ámbito profesional, pareja y otros más que, posiblemente nos han hecho sentir que todo sería más fácil si el día tuviera unas 30 horas y no solo 24. Sentimos que, si no hacemos las cosas de los demás, antes que las nuestras, estamos haciendo mal.

Y no se sí eso sea correcto o no. No se trata de juzgar. En este mundo lo que puede ser bueno para ti, tal vez no lo sea para mí y viceversa. Cada quien sus prioridades y cada quien sus elecciones de vida. Sin embargo, lo que sí creo que todas debemos tomar en cuenta las siguientes cuestiones: ¿cómo te sientes con tus propias elecciones? ¿te dejan un buen sabor de boca? ¿te sientes feliz, plena y satisfecha contigo misma? ¿eliges por plena convicción o te dejas llevar por lo que alguien más o la sociedad te dice lo que debes hacer y por la manera en cómo debes pensar? De esas, hay un montón de preguntas más.

Sin embargo, dejando un poco todos esos cuestionamientos, quisiera invitarte a adoptar algo más que un hábito. Es más bien una filosofía de vida que, he probado día a día y que no puedo hacer más que recomendarte que tu también lo hagas. ¿De qué estoy hablando? De practicar Ishvara Pranidhana.

El Ishvara Pranidhana es, hasta cierto punto, una conducta y un hábito de fe. De rendirte ante tu Dios, ante su fuerza cósmica y divina. Ante la divinidad que te guía y en la que encuentras protección y confianza. Déjate realmente proteger por esa fuerza. Cuando sientas que se te acaban las respuestas y las fuerzas, siéntate en el regazo de esa fuerza divina, en la que sea que creas y obsérvate confiando.

Citando a Erich Fromm, la primer tarea del ser humano en la vida es darse luz a sí mismo. Bajo esa idea, busca mantener tu propia luz y atraer la luz divina que siempre puede estar contigo. Te invito a soltar y a que te enseñes a confiar en esa fuerza superior y infinita día a día, cada que se te presente una duda existencial, una tarea más, cuando no te sobra ni tantito tiempo, un agobio, una pérdida, una lágrima de tristeza. Suéltate en Dios, confía en que estamos aquí gracias a una fuerza súper sabia y poderosa que nos tiene anclados de su mano.

Cuando sientas que no tienes todas las respuestas ni las soluciones, busca regocijarte en quien sí las tiene y de cuando en vez, aprende a decir que no tienes la solución, pero que aún así, las cosas se solucionarán. ¡Namasté!

FB Mayte Cepeda

Grupo FB yoga lovers

TW @mayteeeee

Instagram @yogamayte

yogamayte@gmail.com

Mayte Cepeda

Yogini ~ abogada ambientalista ~ mamá ~ esposa ~ hija ~ hermana ~ enamorada de la naturaleza, la vida, la familia, los libros y la música ?

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS