Información, grupos de apoyo, clases… Pero, ¿qué hacer en la práctica?

Por Clara F. Zapata Tarrés

Quizás, antes de embarazarnos o durante el embarazo decidamos acudir a un grupo de apoyo, pedir asesorías de lactancia o leer información y ver videos para prepararnos en lo que deseamos después del parto: amamantar. Quizás no. Quizás pensamos que será algo totalmente natural e ideal… Y a la hora de la hora, casi nos volvamos locas intentando hacer mil y una cosas.

Precisamente porque a veces no estamos preparadas para ello o no tengamos la información suficiente, o simplemente porque los de nuestro alrededor realmente nunca han tomado una clase de lactancia y tienen creencias o experiencias relacionadas con conocimientos desactualizados (aunque sean médicos con muchos doctorados), es muy importante, casi esencial que vayamos preparando el terreno, cambiando el paisaje cotidiano y acomodando la arquitectura tanto interior como exterior para cumplir nuestras metas…

Esta vez te daré información muy práctica que puede ayudar a tener un inicio de tu lactancia más suave, natural y fluido…

  • Además de conocer los componentes de la leche humana, las posiciones perfectas, los “beneficios” de amamantar y el sinfín de bondades, es importante saber por lo menos las aristas de las posibles y principales dificultades o dudas a las que te enfrentarás, tanto físicas como emocionales. Conociendo esto, podrás determinar y realmente saber si se puede superar o mejorar.
  • Saber que SÍ necesitas ayuda, asesoría y sobre todo, acompañamiento en esta etapa de embarazo y post-parto.
  • Estar y ser conscientes de que no todos piensan igual a ti y que por eso necesitas ser clara en tus deseos. Una buena práctica es escribir lo que deseas y cómo lo pretendes hacer y compartirlo con tus seres queridos y con el personal de salud que estará contigo en el embarazo y postparto.
  • Saber que amamantar requiere de tiempo, paciencia, dedicación y práctica. Tendría que ser algo natural pero dadas las condiciones históricas y culturales actuales, es algo que necesitamos re-aprender.
  • Tomarte el tiempo para por lo menos preguntarle a 3 personas que te rodean si amamantaron y cómo lo lograron así como conocer a personas que decidieron no amamantar o que tuvieron algunas dificultades.
  • Tener a la mano los teléfonos de las personas que te pueden asesorar en caso de necesitarlo.

Y ya cuando nace tu bebé hacer también una pequeña lista que te permita organizarte. Esto podrá ayudarte:

  1. Haz una lista de todas las tareas que haces a diario.
  2. Haz una lista de todas las tareas que realizas semanalmente.
  3. Haz una lista de todas las tareas que realizas mensualmente.
  4. Estos incluyen los quehaceres domésticos tales como lavandería, compras, limpieza, cocina, baño, aspirar, trapear, hacer camas, regar plantas, alimentar a las mascotas, pasear a las mascotas, pagar facturas, jardinería, etc.
  5. Si no puedes hacer estas cosas, ¿a quién asignarías estas tareas?
  6. Si su pareja no puede hacer estas cosas, ¿a quién le asignarías estas tareas? ¿a algún miembro de la familia… ¿quién se quedará contigo y te ayudará?
  7. ¿Cuánto te costaría pagarle a alguien para que haga estas tareas por ti?
  8. ¿Te resulta difícil preparar la comida ahora? Si es así, será el doble de difícil después de dar a luz. Dos veces a la semana, haz cenas dobles y congela. En un mes, tendrás 8 cenas y al menos 1 semana cubierta. Puedes pedir certificados de regalo de tus lugares favoritos (para llevar) y cubrirás 7 comidas más. Ahora ya tienes las primeras 2 semanas cubiertas y probablemente más cerca de 3.
  9. Haz una lista y compra o prepara todas las cosas que puedes hacer, antes. Si puedes, compra artículos no perecederos así como, pañales, toallitas, otros artículos como papel higiénico y toallas de papel de cocina, etc. para un mes…
  10. No permitas que las finanzas se interpongan en el proceso de contratación de un consultor de lactancia o un donativo para la Liga de La Leche, por ejemplo. Puedes pedir un certificado de regalo para ello en tu baby shower o a alguna amiga que te regale el libro “El Arte Femenino de Amamantar”.
  11. Considera tomar turnos con tu pareja con siestas durante el día y dormir por la noche
  12. Puedes descansar y que te traigan al bebé para que lo alimentes. Siéntate y usa almohadas para amamantar o amamanta acostada.
  13. Aprende sobre colecho y duerman juntos. Dormir con tu bebé es seguro si tomas en cuenta los consejos de seguridad. Puedes ver un artículo sobre el tema en otro de nuestros textos (https://www.nes-mag.com/2019/10/14/sonar-no-cuesta-nada/).
  14. Siempre prioriza dormir antes que cualquier tarea domésticas. Una siesta de 30 minutos será mucho más útil para ti que limpiar los platos.
  15. Ten una lista de cosas que hay que hacer y que puedas pedir fácilmente a alguien más que hacerlo tú misma. Por ejemplo: que se detenga en una tienda a recoger algún artículo, medicamentos, alimento antes de ir a tu casa. Cuando alguien viene de visita y quiere ayudar, ten un calendario a la mano con las tareas y dile con confianza que escojan una.

Esta serie de prácticas puede ser muy muy útil para las primeras semanas y de esta manera podrás concentrarte en tu deseo y en tu meta: amamantar satisfactoria y placenteramente a tu bebé. Se trata de disfrutar en libertad.

*Nota: Retomando la conferencia: Breasfeeding class, ¿what’s the point? De Lori Isenstadt. ILactation 2019.

noviembre 18, 2019

Liga De la leche

La Liga de la Leche de México. Fundada en 1972, es una organización no gubernamental sin fines de lucro, religiosos o políticos, que promueve y apoya la lactancia materna con un estilo de crianza que valora la maternidad. Brinda apoyo de madre a madre así como información y crianza a través de la lactancia materna.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS