NUESTRA VISITA A LAS CASAS HOGAR

Por Daniela Montes

En el mes de diciembre nacidos del corazón a.c (la cual presido) pidió su colaboración para reunir artículos que serían llevados a diferentes casas hogar de nuestro estado y hoy te quiero platicar nuestra experiencia en tres días de viaje y 11 casas visitadas 

El inicio

Nosotros buscamos la manera de ayudar y recordar a los niños institucionalizados de alguna manera que hay personas afuera que se preocupan por ellos y no están solos, también al personal de los centros para conocer sus necesidades y ver de qué manera podemos a través de la ayuda de la sociedad civil apoyarlos.

Y en este viaje conocimos tantas personas tan lindas, con unas inmensas ganas de trabajar en pro de la niñez de nuestro estado, de varias formas, donando, abriéndonos las puertas para ver su labor, orando por nosotros y el trabajo que realizamos.

Los niños, niñas y adolecentes

La mayoría de las casas que visitamos (a excepción de una) son de depósito voluntario, esto quiere decir que sus familias por alguna situación requieren dejarlos a los cuidados del personal de dichos centros, algunos tienen la fortuna de ir el fin de semana con su familia pero otros por diversas situaciones no pueden hacerlo así que prácticamente viven en los centros. 

Por lo cual es muy importante compartir que todas las casas requieren el apoyo constante de la sociedad, porque aunque estos menores cuenten con familia se requieren recursos para mantener a flote las instituciones que los albergan, algunas son de niñas, otras de niños y otras mixtas y las edades en las que se reciben los pequeños varía mucho, pero la mayoría es en edad escolar (prescolar hacia arriba)

También se encuentran “niños” con más de 18 años esto sucede porque algunos tienen discapacidad de diferentes tipos, y tal vez se hayan liberado pero no hubo familias que quisieran atenderlos tristemente. Por lo cual permanecen en los centros los cuales se vuelven sus hogares y sus compañeros y cuidadoras su familia.

Conociéndolos

En los centros existen como lo comentaba menores de diferentes edades, pero con un mismo deseo: el de estar en familia y esto nos habla de cómo las personas necesitamos esta red de apoyo tan importante como es la familia. Es por eso que te invito a reflexionar si tú o alguien que conoces busca o está pensando en la adopción: Todos los niños sin importar su edad tienen derecho a vivir en familia y es nuestro deseo que todos logren encontrar la suya

Tú puedes  apoyar a estos chicos y chicas, yo te invito a acercarte a los centros cercanos a tu ciudad o municipio, a ayudar, y a que como nosotras las instituciones sientan que  No están Solas.

Si te gustaría apoyar o conocer cuales centros está  cerca de ti, no dudes en contactarnos al 8442476783 y al 8442474582

Te deseo que todo lo bueno de la vida te abrace y se quede contigo.

daniela montes valdez

Soy Educadora, mamá de dos muñecas. Mi sueño desde pequeña siempre fue ser maestra y poder enseñar a los niños con el amor y cariño que yo recibí. Tuve la fortuna de ser mamá biológica poco después de casarme. Pero al tener problemas en el parto, fuimos postergando la venida de otro bebé. Cuando nos sentíamos listos empecé con mi esposo esa búsqueda por otro miembro de la familia, sin embargo la vida tenía planes distintos a los nuestros. Tuvimos que enfrentar la realidad de que yo ya no podía ser mamá biológica de nuevo. Nos sumergimos en el proceso de adopción y por fin llegó mi milagro, mi segunda hija. Por eso busco seguir aprendiendo para poder ayudar a mi familia y a todos quienes quieren aprender de esta otra forma de hacer familia.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS