Sexo/Vida

Por Clara F. Zapata Tarrés

Entre reflexión, cachondeo eterno, pechos al aire, cada capítulo revela el deseo, el placer, la añoranza y la excitación de una mujer con sus historias a cuestas.

Recuerdo las primeras escenas. Una disco, música, un rincón, una mujer completamente metida en su excitación, disfrutando del sexo oral que recibe con sorpresa y enorme placer. Recuerdo entonces la otra escena: la mujer durmiendo soñando con el cachondeo y de pronto despertando con la succión de su bebé que amamanta.

Pocas veces vemos escenas de lactancia casi reales en cualquier medio digital. Pero esta serie las plantea casi todas. Acostada, sentada, parada, en la calle, en la casa… Y pocas veces vemos a una madre con todos los pensamientos habidos y por haber relacionados con el cuestionamiento sobre su vida sexual. Vida/Sexo, ¿son compatibles?

La veo despacio. Todavía no la termino porque cada capítulo, cada cuadro es digno de gozo pero más de análisis.

¿Una madre casi recién parida puede tener esos pensamientos? ¿Estamos acostumbradas a ver a LA madre como inmaculada, santa y sin deseos? Pues aquí la demostración de la fantasía hecha realidad. Las madres podemos sentir deseo. Podemos tener un infinito de fantasías y sorprender mucho por ello. Podemos excitarnos por la succión que hace nuestro bebé. Sí. Podemos. ¿Podemos acaso, excitarnos?

Podemos permanecer con el recuerdo de los amores anteriores al presente y sentir unas ganas tremendas de tener sexo a través de esta fantasía. Y además, podemos estar amamantando. Esta serie plasma lo que muchas vivimos y pocas contamos; lo que algunas desearíamos y de lo que otras armarían un escándalo o quisieran borrar permanentemente de su memoria.

¿Quién de nosotras no ha estado haciendo el amor mientras los bebés están cerca, teniendo que interrumpir abruptamente el momento justo del orgasmo pausado? ¡Qué lío, qué fatalidad! El deseo va creciendo por aquellas interrupciones cotidianas y las fantasías nos tocan la puerta.

El deseo prohibido, la masturbación anhelada y finalizada, la excitación velada por una tetada o incluso por un chorro de leche que sale desprevenido en plano acto, el amor incondicional avasallado por la caricia, la pareja observada y observadora, la violencia implícita, el sentirse deseada más allá de ser madre y la sexualidad rodeada nos hace revelar los rincones obscuros de la maternidad alocada. El inconsciente que aparece, el grito silenciado; la inventiva que se queda suspendida y el rito de iniciación y la transformación de nuestra imaginación más olvidada se frustra. Seguimos entonces soñando, anhelando… pero no podemos parar o borrar.

Sexualidad, Deseo, Placer, Fantasía, todas con mayúsculas nos imponen y quieren permanecer mientras tratamos de amamantar, tratamos de maternar lo mejor que podemos.

Es sin duda una gran reflexión sobre la maternidad y el sexo, sobre la vida y sobre muchas de las preguntas que tenemos como madres.

¿Ya la viste? Vamos a ver en qué termina…

¿Qué piensas? ¿Has tenido algunas de estas experiencias? Cuéntanos. Abramos el espacio, verbalicemos el deseo y atrevámonos a reflexionar sobre esto que es tan común, tan instintivo y tan escondido.

Aquí puedes ver el trailer:

https://www.youtube.com/watch?v=KcV_DVB42bs

Liga De la leche

La Liga de la Leche de México. Fundada en 1972, es una organización no gubernamental sin fines de lucro, religiosos o políticos, que promueve y apoya la lactancia materna con un estilo de crianza que valora la maternidad. Brinda apoyo de madre a madre así como información y crianza a través de la lactancia materna.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS