¿QUÉ VIDA HUBIERAS ESCOGIDO?

Por Liliana Mendoza

«Entre la vida y la muerte hay una biblioteca.
Y los estantes de esa biblioteca son infinitos.
 Cada libro da la oportunidad de probar otra vida que podrías haber vivido
y de comprobar cómo habrían cambiado las cosas si hubieras tomado otras decisiones…
¿Habrías hecho algo de manera diferente si hubieras tenido la oportunidad?».

-La biblioteca de medianoche

Estoy leyendo un libro que se llama “La biblioteca de medianoche” que habla de Nora Seed aparece, sin saber cómo, en la Biblioteca de la Medianoche, donde se le ofrece una nueva oportunidad para hacer las cosas bien. Hasta ese momento, su vida ha estado marcada por la infelicidad y el arrepentimiento. Nora siente que ha defraudado a todos, y también a ella misma. Pero esto está a punto de cambiar.  Nora deberá responder una última pregunta antes de que el tiempo se agote: ¿cuál es la mejor manera de vivir?

Este libro me recordó de cierta manera también la película “La la land”, es la historia de dos personas que persiguen su sueño. Sebastián, abrir su propio club de jazz y Mia quiere ser actriz. Tras varias casualidades, terminan por conocerse, bailar, cantar y enamorarse; pero el destino hace que tengan que elegir entre su relación y la persecución de sus sueños, donde te plantean un posible escenario si hubieran tomado otra decisión.

Si quiero sufrir de manera absurda, utilizo la expresión: “si yo hubiera hecho tal cosa, me habría pasado tal otra mejor”. “Si hubiera montado este negocio, me habría hecho rico” o “si hubiera estado con tal persona, habría sido más feliz”, esto me sucede seguido y no hay que ser experto para saber que son pensamientos que no me dan nada de tranquilidad.  

Lo que nos hace sufrir es que ante una decisión del pasado imaginamos que nos hubieran ocurrido mejores cosas. Por ejemplo, si hubiera continuado con mi anterior relación de pareja, me hubiera ido mucho mejor que con la actual. Sin embargo, no pensamos que quizá hubiera sido todo lo contrario.

Cada vez que me invade ese pensamiento, tengo que reforzar la idea y el hecho de que cada día y cada decisión la he tomado como mejor he podido y con las herramientas que tenía en ese momento y está bien, estoy bien.

La vida que tengo, que tenemos es tal cual como la deberíamos de estar viviendo, con lo bueno y lo malo, a veces es difícil entender o aceptar lo malo, todo es consecuencia de mis actos los buenos y los malos, y lo que he elegido hacer (ojo, no lo que tengo que hacer ni lo que debí de hacer) si no lo que elegí hacer con plena conciencia.

Te invito a vivir en esta vida, que es la única que tenemos, lo de atrás no existe, solo existirá el presente que se basa en pequeñas decisiones que forjaran nuestro futuro. Yo elijo esta vida, no la cambio por nada.

noviembre 5, 2021

Liliana Mendoza

Mamá de Diego, Maestría en Administración de Instituciones Educativas, trabajo en el sector público, me apasiona leer y aprender sobre mujeres. Ahora aprendo a ser mamá.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS