Tatuajes en cicatrices

Por Laura Prieto

Nuestro cuerpo cuenta historias. Cada lunar, cada gesto, cada marca y cada cicatriz nos dice parte de nuestra vida. Aunque en ocasiones hay cicatrices que queremos olvidar y una buena opción es recurrir a un tatuaje.

A lo largo de mi carrera he cubierto diversos tipos de cicatrices: quemaduras que se convierten en dragones, cesáreas que florecen y crean un jardín, mastectomías en las que renace un ave fénix, estrías en los que se dibujan mandalas, cortadas profundas de las cuales vuelan mariposas, cada uno de estos procesos tiene una historia y es muy bonito ponerles color a las marcas de la vida.

Tatuar una cicatriz es diferente a trabajar en la piel sana, donde las capas de la piel están perfectamente formadas. Una cicatriz se puede inflamar más, puede doler más o puede no doler mucho como en quemaduras.

Si tienes alguna cicatriz que te gustaría cubrir o adornar con un tatuaje, aquí tengo algunos puntos a considerar:

  • Las estrías se cubren perfectamente. A simple vista un tatuaje las oculta por completo, pero al tacto la estría sigue ahí, duele mucho, ya que fue una herida y la piel de la estría es muy delgada, se inflama y sangra más de lo normal, pero los resultados valen completamente la pena. Si te vas a tatuar, recomiendo esperar aproximadamente un año después de que han salido las estrías, por ejemplo, después de un embarazo, debemos esperar a que la estría cicatrice.
  • En el caso de las quemaduras, depende del grado de la misma. Siempre debemos consultar al doctor y él nos dirá cuándo es el tiempo ideal para trabajar sobre una cicatriz. Tatuar una quemadura puede no doler mucho, tampoco sangra mucho y generalmente se inflama poco, ya que la piel pierde sensibilidad. Los resultados son aceptables, depende del estado de la piel, si ha quedado una cicatriz queloide, el tatuaje cubrirá, pero se notará y sentirá al tacto.
  • Para las cicatrices de cirugías es igual, recomiendo esperar por un año aproximadamente o consultar con el médico, para mayor seguridad.
  • ¿Aconsejo tatuar sobre cicatrices? Si, le das color a la herida y matices a tu historia.

Y tú, ¿tienes alguna cicatriz que quieras borrar o decorar?

Laura Prieto

Nací en Saltillo, Coahuila hace 32 años. La vida me llevó a aprender a tatuar, complementé mi aprendizaje estudiando artes gráficas y haciendo toda cosa creativa que llegara a mí. Ahora soy madre, esposa, llevo 14 años en el mundo del tatuaje y sigo feliz y encantada de trabajar en lo que estoy.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS