Guía para los propósitos para año nuevo

Por Liliana Mendoza

 

El 2017 fue un año tipicamente ocupado para mi (creo que para muchas también). Ahora que estamos preparandonos para el año que esá comenzando podemos tener sentimientos encontrados. Quizá puedas decir, “lo pude haber hecho mejor, o no debí de haber hecho esto”, pero lo hecho, hecho está, bien o mal forma parte de lo que somos y vivimos ahora. Es el momento de nuevos comienzos y por supuesto de nuestros nuevos propósitos para este 2018.

Sin duda alguna nuestra vida gira alrededor de nuestros hijos y el principal deseo es que ellos sean felices, muchas veces cometemos el gravísimo error de no enfocarnos en nosotras y las propias aspiraciones. ¡No! Tenemos todo el derecho de seguir nuestros sueños, si bien ser madres forma parte de una aspiración en la vida de algunas mujeres, también la realización personal debe formar parte de las muchas aspiraciones que podamos tener. Si nosotros luchamos por esos deseos y aspiraciones seremos felices, realizadas y nuestros hijos por consecuencia lo verán y lo serán de cierta forma también.

¿Cómo haces tu lista de propósitos? ¿Empiezas desde el dia 1? ¿Realmente los cumples?

Los siguientes consejos nos podrán ayudar a que nuestro proceso de elaboración de propósitos sea más un éxito que un fracaso.

  1. Apunta tus propósitos, compra un cuaderno que te guste, plumas de colores y tenlo siempre contigo, esto te mantendra motivada y podrás darle seguimiento, este cuaderno será tu bitácora personal de tus avances y logros durante el año.
  2. Distribuye los propósitos, en esta parte me pregunto ¿por qué obsesionarnos con empezar los propósitos el primero de enero? Hay muchos días en el año en los cuales podemos hacer algo mejor por nuestras vidas. Si lo piensas, tu cumpleaños es tu año nuevo personal, también es un momento perfecto para nuevos comienzos. Quizá puedas distribuirlos (con base al número de propósitos que hayas hecho) mensualmente o bimestralmente, para poder asi trabajarlos con tiempo y en consciencia.
  3. Piensa en propósitos simples y realistas, es momento de ver nuestra realidad e irla mejorando poco a poco, de acuerdo a nuestras posibilidades (que son muchas). Antes de hacer planes grandes considera si en realidad son alcanzables. Recuerda tambien que los propósitos no necesariamente tienen que ser algo grande, TODOS son relevantes.
  4. Para poder terminar el año con los propósitos planteados al inicio terminados necesitamos algo super importante, ACCIÓN, sin hacer nada los propósitos no se harán solitos, asi que manos a la obra, tenemos mucho que hacer para este año.
  5. Ten un equipo que te apoye, ya sea tu mamá, tu mejor amiga, tu pareja, te aseguro que la realización de tus propósitos será menos pesada, y por supuesto tu tambien brinda el apoyo que se te pide.

 

Espero que este año esté lleno de nuevos y mejores comienzos, recuerda que podemos empezar cada día, ahora es el momento de ser felices, dejemos que la vida siga y nosotros con ella.

Liliana Mendoza

Mamá de Diego, Maestría en Administración de Instituciones Educativas, trabajo en el sector público, me apasiona leer y aprender sobre mujeres. Ahora aprendo a ser mamá.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS