Renacer del frío

Por Ivonne Orozco

Haciendo una lista de lo que debemos tener en nuestra despensa, nuestro estómago y nuestro espíritu:

Las acelgas, espinacas, kale, pápalo, quelite, rábanos, huajes, lechugas ricas en hierro y minerales. Todo este racimo verde es importante comerlos crudos.

Evitemos carnes rojas y embutidos. Disfrutemos de más productos del mar: huachinango, cazón, mojarras, camarones, salmón, pulpo, ostiones; en caldos, a la plancha o a la parrilla, al vapor, con arroz, etc.

Qué decir de los granos y semillas, cereales importantes como: frijol negro (tiene más hierro y acciones curativas) es el frijol madre, lentejas, garbanzo (prepara tu hummus), alubias, habas, avena, salvado de trigo, (úsalo para empanizar), amaranto, ajonjolí, semillas de girasol, pepita verde, cacahuates y nueces de la región, por mencionar solo algunas.

Seguimos con las frutas: papaya, melón, sandía, naranjas, toronjas, granadas, manzana, plátano, tunas, durazno, mango, ciruelas, chabacanos, podemos enriquecer ensaladas, cócteles de frutas, preparar ricos batidos y hacer mermeladas.

En cuanto a vegetales, ¿qué paisaje nos espera esta próxima primavera y verano? Alcachofas, aguacate, betabel, calabacitas, papa (en jugo es excelente bálsamo para ulceras y problemas estomacales), zanahorias, camote (rico en estrógenos naturales), yuca, maíz o elote, chayotes, jitomates, tomatillos, chile verde.

Necesitaríamos una edición completa para mencionar la grandeza de la comida sana, rica, mexicana, de calidad que podemos disfrutar.

Evitemos lo más posible los lácteos, cortes de carne roja, jamón, salchichas, mortadela. En estos meses que se aproximan, llenos de frescura y sabor, vamos a comer diferente rico y muy sano. Estemos pendientes de las recetas semanales que con todo mi amor les comparto cada lunes.

Deseándoles a todas nuestras lectoras que este sea un año exitoso, lleno de sabor fresco y delicioso.

febrero 26, 2018

Ivonne Orozco

Nací en la Ciudad de México, de raíces Oaxaqueñas por parte de mi madre. Tengo una carrera trunca en leyes y he escrito por años fábulas y textos de cocina. Soy fiel lectora de la historia de México, tengo 30 años en la cocina y 44 años de edad.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS