DETOX DE AÑO NUEVO

Por Mayte Cepeda

 

 

Me atrevo a afirmar que te metiste a leer este texto esperando encontrar una receta para desintoxicar el cuerpo de todos los ricos antojos de diciembre. Una mezcla de jugos, hierbas y tés para desinflamar y resetear el organismo. La verdad es que en ese tema hay gente mucho más preparada que yo, que aplico puro remedio casero, así que mejor te ofreceré otra alternativa complementaria para un buen detox.

Usualmente los eneros los utilizamos para hacer nuestra lista de buenas intenciones y planes por llevar a cabo. Que si bajar unos cuantos kilos, que si desvelarnos menos, que si comer más sano, que si hacer ejercicio en serio, que si muchos más.

Y bueno, eso es porque los inicios de año que tradicionalmente los hemos enmarcado en enero, son inicios de ciclos en los que queremos ser y estar mejor que el ciclo que cerramos en diciembre.

Para un buen inicio de ciclo te recomiendo analizar lo siguiente: de las cosas y hábitos que asumiste el año pasado, ¿cuáles de ellas te gustaría continuar? Ese es un primer y super importante paso previo antes de querer arrancar con cosas nuevas que tal vez no van contigo y no les darás continuidad.

Segundo: de los hábitos alimenticios, ¿qué alimentos integraste en tu ingesta diaria que te hicieron sentir con mejor digestión, o por el contrario, te hicieron sentir pesada o te dieron problemas digestivos? Este análisis posiblemente requiera del apoyo y orientación de alguien profesional que te ayude a rediseñar un plan alimenticio que vaya de acuerdo a tu metabolismo y necesidades físicas.

Tercero: sobre el tiempo que dedicaste a las labores en casa o fuera de ella, ¿Te sentías plena y contenta con tus actividades cotidianas? ¿Te encontraste más de una vez lamentándote por hacer algo que no te gusta y no encontrar alternativas para cambiarlo? ¿Recuerdas haber estado atorada en el tráfico esperando por llegar a hacer cosas que ni siquiera te gustan o nunca pediste hacerlas? Ojo, este es un punto básico para lograr un mejor año. Es vital que sepas distinguir entre hacer lo que te apasiona y hacer lo que crees que tienes obligación de hacer pese a tu voluntad. Nadie está diseñado para aguantar de buena manera, hacer cosas que no nos gustan. Si tu trabajo o misión principal no te pone feliz, es momento de buscar un nuevo esquema de vida en el que integres las cosas que te ayudarán a sentirte mejor.

¿Y el tiempo en familia? ¿Cómo estás en ese aspecto? En tu plan anual de vida ¿qué actividades agregarías y de qué manera las llevarías a cabo? Es un buen momento para autoanalizarte y ver qué tanto estás abonando a esta parte de tu vida.

Y tú, ¿te estás dando tu tiempo? ¿Te consientes con hobbies, deportes, hábitos, descanso, esparcimiento y cualquier otra actividad que sea para ti? Si no lo haces, tal vez sea buen momento de plantearte las razones del porqué no lo haces y retomar el camino en el que te tomes en cuenta y le des importancia a esa parte de tu vida. Por lo pronto, a mi me toca sugerirte la práctica de yoga. Tal vez sea buen momento de probar esa clase que te han contado tus amigas, o que has leído en algún lugar. Sea lo que sea que elijas, que te sirva y te llene este nuevo ciclo que estás por iniciar.  ¡Namasté!

 

FB Mayte Cepeda

Grupo FB yoga lovers

TW @mayteeeee

Instagram @yogamayte

yogamayte@gmail.com

Mayte Cepeda

Yogini ~ abogada ambientalista ~ mamá ~ esposa ~ hija ~ hermana ~ enamorada de la naturaleza, la vida, la familia, los libros y la música ?

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS