ELIJO AMARTE

Por Daniela Montes Valdez

Yo decido amarte, amarte sin medida, sin prejuicios, sin límite, sin reservas y sin esperar que tú lo hagas de igual manera y con la misma fuerza, decido amarte desde antes de conocerte, desde mi ilusión y mis sueños, decido amarte y también buscarte, elijo acogerte, abrazarte y pelear por ti hasta la muerte.

Eso y más es la adopción la elección de amar, a alguien que no lleva ni llevara nunca tu sangre y sin embargo tendrá más de ti que cualquiera, porque habrá una conexión invisible y mágica de unión y es el amor, como mamás o papás por adopción elegimos amar y tener hijos por este medio, sin importar sus condiciones, pasado o edades, sin importar el tiempo o la distancia, ¡te elegimos a ti! Nuestro hijo y si como me leen los elegimos, escogemos o como gusten decirlo y no de la manera típica en la que vas a comprar el súper por el mandado o a comprar ropa y elijes que llevarte, lo hacemos desde que tomamos la decisión de ser familia de esta manera, desde que damos el primer paso, y con miedo o nervios por no saber si te podremos tener o no vamos a informarnos y esperar lo mejor en el proceso para poderte tener a nuestro lado, desde ese momento te quiero contar que estos hijos tan especiales ya son amados y esperados y elegidos también, porque somos familias que hemos esperado mucho por encontrarlos y en ese tiempo el amor se va sumando y guardando para ese día en que estemos juntos y por fin podamos abrazarnos.

Y no para nada es un cuento de hadas y el amor puede no ser en la misma medida porque las heridas del pasado pueden estar aún en lo más profundo, pero al ser el amor de padres tan grandes, puede no solo sanar sino ser suficiente para esperar a que esa correspondencia se , porque yo elegí amarte desde que comencé a pensar en ti .

Y lo que pasa es que la adopción no se trata de ser buenos, de dar caridad, o por lastima, la adopción es el mayor acto de amor, es entregar tu vida hacia una persona que te necesita y por la que harás todo empezando por cambiar tu mundo, por la que lucharas contra todos y contra todo por su bienestar y felicidad, te convertirás en madre y lo más increíble es que esa personita que no nació de tu vientre si lo hará de tu corazón. Hija mía fuiste elegida desde el día 1 y se en mi corazón que el dolor, la espera, y los sinsabores valieron la pena porque hoy estas aquí en la familia que más te ama y a donde perteneces desde incluso antes de nacer.

El tiempo es el mejor aliado de todas las que nos queremos formar por este medio, recuerda que No Estás Sola en el proceso y así como tu muchas elegimos amar.

Te deseo que todo lo bueno de la vida te abrace y se quede contigo.

daniela montes valdez

Soy Educadora, mamá de dos muñecas. Mi sueño desde pequeña siempre fue ser maestra y poder enseñar a los niños con el amor y cariño que yo recibí. Tuve la fortuna de ser mamá biológica poco después de casarme. Pero al tener problemas en el parto, fuimos postergando la venida de otro bebé. Cuando nos sentíamos listos empecé con mi esposo esa búsqueda por otro miembro de la familia, sin embargo la vida tenía planes distintos a los nuestros. Tuvimos que enfrentar la realidad de que yo ya no podía ser mamá biológica de nuevo. Nos sumergimos en el proceso de adopción y por fin llegó mi milagro, mi segunda hija. Por eso busco seguir aprendiendo para poder ayudar a mi familia y a todos quienes quieren aprender de esta otra forma de hacer familia.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS