EL AMOR, EL DIVORCIO Y LAS BLENDED FAMILY

Por Monica Sosa

Debido a nuestra cultura y educación, nuestra generación (30’s) creció en medio de una idealización del matrimonio y la lucha por los derechos de la mujer. La idea del matrimonio donde ambos trabajan pero la mujer tiene que seguir atendiendo el hogar, ¿Sin ayuda? Casi imposible; y es aquí donde comienza todo. Hablando un poco del matrimonio definivamente es (me costó un divorcio a los 30 el aprender mucho sobre esto) comunicación, madurez y metas, los castillos en el aire de: vamos a tener “x” cantidad de hijos una casa, dos carros, y un perro está padre, pero sinceramente no es fácil o cualquiera lo lograría de un instante a otro así que, si aún no te has casado aquí te va, ambos necesitan estar convencidos de tener metas similares por separado y al estar juntos luchar cada quien por las suyas y Unidos por las de ambos, nadie sacrifica por el otro o llegará la frustración. ¿Qué pasa cuando nos perdemos en el camino? ¿Qué pasa si se acaba el amor?

Primero que nada, el amor se alimenta cada día con pequeñas y grandes cosas, así que hay que estar dispuestos y abiertos a dar, recibir, cambiar un poco y sobre todo valorar. Hay ocaciones que definitivamente no se puede seguir, hay múltiples circunstancias para que un divorcio pueda darse (infidelidad, maltrato, o simplemente ya no hay nada más que aportar) y si tiene hijos aquí la pregunta es ¿Necesitan ellos papás juntos o felices? Definitivamente felices.

En este punto (en mi caso), llega el divorcio, de común acuerdo sin demandas ni nada, pero tampoco es tan fácil, pierdes tus castillos en el aire, tu compañero de vida, aún y cuando tú hayas tomado la decisión del divorcio duele y mucho. ¿Qué hacer ahora?, ¿Y si no tomé la mejor decisión?, ¿Me voy a quedar sola?, ¿Qué sigue?

Aquí les va lo que yo aprendí con el divorcio:

  • Somos seres individuales y si primero no estamos bien con nosotros mismos, imposible poder estar bien con los demás. (La terapia ayudó mucho en este punto)
  • La vida no se trata de cumplir con las metas sociales que nos han inculcado, tener una carrera, un auto, una casa, un matrimonio perfecto, existen muchos tipos de familia, ahora nos hemos convertido en otra familia diferente.
  • Amigos, familia. Aquí descubres que hay muchas personas alrededor que siempre han estado pero quizá en tu burbuja dejaste de frecuentar, y ahora agradeces que estén ahí en este duro proceso.
  • Agradecimiento infinito. Te das cuenta que tan solo despertar un día más ya es maravilloso. Agradecer todo lo bueno y los aprendizajes.

Ahora sí, ¿qué pasa después del  divorcio? Mi primer consejo es: si tienen hijos, llévense lo mejor posible con el papá/mamá de sus hijos por qué cuando les toque estar con ellos ustedes van a querer saber si están bien, etc. Así que una buena comunicación (incluso si durante el matrimonio no se tuvo) es la clave, no es de un día para otro, no es fácil, pero hagan su parte para que se logre.

La vida no se acaba con el divorcio, se reinventa, enfócate en ti, en estar bien, en estar en paz ¿Y si llega el amor nuevamente? Creo que está es mi parte favorita, ninguna persona es igual a otra y definivamente no todos los hombres y las mujeres somos iguales así que, date permiso de sentir, de disfrutar, de vivir. Si llega otra persona a tu vida, créeme que vas a tener claro que es lo que NO quieres, ahora es diferente, es la vaca y los becerros de tu parte y/o de la otra persona (si es el caso), así que lo más claro lo más decente, prioridad los hijos, entender que la comunicación con la mamá/papá de sus hijos existirá SIEMPRE, ahora es, tus miedos, mis miedos tus costumbres, las mías, tus hijos, los míos, los nuestros, y nos convertimos en el amor en una blended family, una familia compuesta, no hay reglas de como hacer esto, pero mi consejo es: sigan su instinto de mujer, su instinto maternal, no romanticen las situaciones, no más castillos en el aire, todo real, tangible y honesto. Vaciemos los bolsillos de nuestro pasado, sin olvidar los aprendizajes, Y, ¡Que viva el amor!.

marzo 10, 2020

Monica Sosa

Nací y crecí feliz en Parras, Coahuila. Tuve que cambiar de ciudad por una mejor oferta académica y poder desarrollarme profesionalmente a la ciudad de Saltillo, Coahuila, donde actualmente vivo. Soy Ingeniero Industrial y de Sistemas, disfruto mucho lo que hago en el área de proyectos. Me gusta mucho mi trabajo, soy emprendedora y me apasiona escribir y compartir lo que la vida, el amor y la maternidad me han enseñado, mi vocación favorita es ser mamá de Camila.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS