CONVERSACIÓN CON ANA CELIA AGUIRRE

Aunque la maternidad ha sido un reto para Ana Celia Aguirre (mamá de cuatro, licenciada en derecho, instructora en desarrollo humano y líder de la Liga de la Leche), también ha significado una fuente de motivación y aprendizaje. Su tribu, integrada por su esposo, familia y amigos, ha sido un elemento fundamental para que las cosas en su vida pasen, pero la maternidad también es darse la oportunidad de cansarse, de decir “alto”, de lograr que su mundo gire a veces más despacio. Así puede darse el tiempo de compartir y de ayudar a construir, desde la educación, una mejor sociedad. En esta entrevista nos cuenta cómo le hace.

¿Quién es Ana Celia?
Soy una persona con muchas ganas de hacer cosas. Me gusta estudiar, leer. De todo lo que he ido aprendiendo me gusta mucho enseñar, compartir y así es como me he involucrado en varias actividades. Soy mamá de Emma, de 11 años; Ángela, de 9; Emanuel, de 6 y Ana María, de 2 años y medio, ellos son mi principal motor, por ellos también me he puesto a leer mucho, a involucrame en temas de educación y crianza. Participo en el consejo de Harmony School y colaboro en el área de desarrollo humano de la Universidad Carolina, soy líder de la Liga de Leche desde hace nueve años, junto con otras compañeras aquí en Saltillo, y participo como instructora en desarrollo humano en el grupo Encuentro Monterrey.

¿Qué ha significado la maternidad para ti?
Reto y aprendizaje.

¿Has vivido de forma diferente la maternidad con cada uno de tus hijos?
Cuando eres mamá primeriza estás a la expectativa, estás aprendiendo con ellos y estás muy intensa, queriendo hacer todo como te lo dicen, al pendiente, pero luego, conforme va pasando el tiempo te relajas más. Ahorita con mi última hija me doy cuenta que las cosas van saliendo, van fluyendo y que realmente los niños solitos toman su camino. A los papás nos toca abrirles las posibilidades, pero ellos solos pueden lograr muchas cosas y descubrir el mundo.

¿Cuáles crees que son los retos que enfrenta la maternidad?
Yo creo que nos estamos convirtiendo en una sociedad más individualizada. Las mamás de hoy enfrentamos un reto de “mamá multitasking”, estamos involucradas en muchísimas cosas y creo que la diferencia de antes es que las mujeres hacían tribu y entre todas se apoyaban. Ahora como el reto es que todo queremos hacerlo solas, queremos trabajar, educar, colaborar, jugar con los niños, darles tiempo y además cumplir los compromisos sociales, estudiar, actualizarnos. Nos ponemos muchas cosas y lo queremos hacer solas todo, creo que ese es el reto: nos ponemos estándares muy altos de lo que queremos hacer como mamás.

¿Crees que tú te lo impones o influye el contexto social?
Yo creo que ahorita el contexto social nos arrastra mucho, demasiadas actividades, muchas cosas y queremos abarcarlo todo.

Y tú, ¿cómo le haces?
No voy a saber si lo estoy haciendo bien. Nunca vamos a saber si lo que hacemos es lo correcto, si va a estar bien para nuestros niños, creo que hacemos cada una lo mejor que podemos con las herramientas que vamos obteniendo en el camino. Y quizá tendremos la certeza hasta que crezcan. Por otro lado, trato de trabajar en equipo. Mi esposo y yo somos uno bueno, además de nuestros amigos y familia que también son parte de él. Yo creo que las mamás cuando acudimos a familia, amigos, y nos echamos la mano unas a otras, podemos lograr muchas. Así es como se hace tribu, finalmente.

¿Qué te gustaría compartir a las mujeres que se sienten abrumadas o que a veces sienten que no pueden?
Darte el permiso de no poder, de decir; “hoy paro”, darte la oportunidad de no ir a una clase o a una piñata, bajar el ritmo de actividades, eso es lo que yo he hecho cuando me saturo. También he perdido la paciencia, sí, a veces siento que me rebasan las actividades, pero entonces lo que hago es detenerme, me doy permiso de parar.

Grupo de apoyo de la Liga de la Leche
www.facebook.com/ligadelaleche.saltillo/

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS