Elida Jasso: Mujer leyenda

¿Cómo era Elida antes y después de ser mamá?

Antes de ser mamá era una persona muy activa, siempre con mucha energía. No hacia ningún deporte, pero siempre con mucha energía. Se podría decir que era una niña hiperactiva, corre y corre por aquí y por allá no me veías ni un momento sentada, muy activa.

 

Eres conocida como una de las mejores corredoras de Saltillo ¿Cómo te iniciaste?

Empecé en el 96 y después de unos 3 o 4 años empecé a colocarme en los primeros lugares. Eran carreras donde yo quedaba como a 100 metros de las chicas que llegaban en los primeros 3 lugares y yo decía: tengo que llegar, tengo que alcanzarlas.

El papá de mis hijos fue el que me metió a esto, al principio él corría y yo le decía, que tendría que estar loca para estar ahí. Ahora le comento a la gente que me uní al club de los locos y de verdad que es maravilloso, estar en la corrida.

 

¿Cuál es tu distancia favorita para correr y por qué?

Los 10k, porque en un 5k no te da tiempo de nada, apenas vas calentando y ya se terminó, en un 10k tienes la posibilidad de pensar, hay más opción para ir ejecutando una estrategia durante la carrera. Y el 21k es muy desgastante, de hecho, yo no corro maratón, nada más hasta 21k. Alguna vez intenté correr un maratón pero me salí en el kilómetro 30 porque pensé que ya no iba colocada y me desanimé, lo debí terminar no importa que no me colocara pero bueno.

 

¿Cómo combinaste las actividades con tu familia y tus entrenamientos?

Era muy difícil, tenía 24 – 25 años y traía todas las energías. Llevaba a mis hijos a la escuela y a las 9 tenía que estar en el trabajo, llegaba y me iba a entrenar y hacer la cena, planchar uniformes, mis hijos estaban en primaria y si era un poco complicado, el papá de mis hijos me ayudaba y también mi mamá. Los sábados llegaba noche de trabajar, me dormía a las 12 de la noche y el domingo en la mañana me iba a las carreras.

 

¿Alguna vez pensaste que no eras lo suficientemente buena?

Fíjate que yo creo que casi todo el tiempo estaba pensando que no era buena porque veía a las elites y hacían 34 minutos en 10k y al principio yo marcaba 40. Ya después fui bajando los tiempos hasta que llegué a mi mejor tiempo que fue 35:56.

En esos momentos que te preguntas qué hago yo aquí, te recuerdas que es lo que amas hacer esto, cuando me siento cansada me recuerdo que yo amo hacer esto, entonces resurge la energía y todo lo positivo.

 

¿En cuántas carreras has participado?

Tengo 22 años corriendo, de los cuales se podría decir que casi hago 3 carreras por mes. Yo soy muy extraña mucha gente dice yo no puedo correr tanto porque me desgasto y necesito elegir las carreras, ahorita ya he bajado mi nivel de participación, pero antes, hubo ocasiones había que corría en la mañana y volvía a correr en la tarde. En una ocasión me tocó correr en Monterrey un 10k y en la tarde un 6k y al otro día me fui a Laredo a correr otro 10k. Tengo que estar activa en las carreras porque si no me siento más lenta.

 

Aparte de Saltillo ¿en qué otros lugares has corrido?

Pues mira lo que es aquí en México, Torreón, Monterrey es donde más he corrido, Durango, Reynosa, Matamoros, Matehuala, Chihuahua, Cd. Juárez., San Luis, en Laredo en Laredo Tx, en Edimburg, en una isla en el mar caribe.

 

¿Tu familia, te apoya?

Mi familia es muy fría, creo que en su interior si están orgullosos, pero no me apapachan mucho, tal vez a mí no me lo dicen, pero seguramente si están orgullosos.

 

¿Cuáles son tus rutinas de entrenamiento y tu alimentación?

Mis rutinas de entrenamiento son: el lunes hago un trote ligero, 6 o 7 kilómetros para aflojar; el martes hago pista ya sea que haga 400 o miles o dos miles dependiendo para la carrera que te estas preparando, el miércoles unos 15 kilómetros a un ritmo más rápido a 4:30 – 5 el kilómetro y los jueves otra vez trabajo velocidad, el viernes un trote también de una hora relajado, el sábado descanso y el domingo a correr. Si no hay carrera el domingo hago unos 15 o 20 kms en la sierra o a esa altura sobre todo ahorita acercándose el 21k.

La alimentación normal, nunca he sido muy adicta a comer frituras y esas cosas lo que si me gusta mucho es el pan, las galletas, pero en general como normal. Lo que, si es que no tomo refresco, ya tengo unos 6 o 7 años que lo deje.

 

¿Qué nos puedes decir de la preparación mental para antes y durante una carrera?

Fíjate que eso es bien importante, a veces puedes estar bien entrenada, bien preparada en todo lo de las rutinas de entrenamiento, pero si no vas bien preparada psicológicamente, lo hechas todo a la basura. En una ocasión me pasó que la mente me traicionó en un 21k, lo corrió también el papá de mis hijos y él nunca me alcanzaba y me pasó, en ese momento me traicionaron los nervios, sentí los pies pesados, de plano me paré ahí por el Tec, los corredores pasaban y me decían: ¡Vamos Elida!, entonces recordé que les había prometido a mis hijos que si ganaba el 21k les compraba un Nintendo y en ese momento me di cuenta que fueron nada más los nervios que me traicionaron, reaccioné y seguí. Tiene mucho que ver cómo estas mentalmente, puedes estar muy bien entrenada, pero si te falla la mente a la mera hora, no sirve de nada todo el entrenamiento.

 

¿Existe algún propósito o meta que quieras lograr?

Ahorita mucha gente me dice que ya no puedo competir con las jovencitas, ellas vienen más fuertes, pero creo que me esfuerzo cada vez más cuando me dicen eso, y digo esto no se acaba hasta que se acaba. Pero realmente mi meta es seguir hasta donde pueda y seguir bajando mis tiempos.

 

¿Recomendarías correr como una terapia para las mamás?

Uy si, es padrísimo de verdad, yo creo que sirve mucho para que las mamás se sientan con más energía en el quehacer de su casa, vas a correr en la mañana o en la tarde vas a andar más despierta, más relajada, vas a aguantar más a los niños, los quehaceres de la casa y las mamás que trabajan y aparte la familia. Cualquier mamá que se salga a correr va a tener más energía, va a andar más activa, más despierta.

 

Para las mamás que quieren empezar a correr, ¿cómo deberían empezar?

Que empiecen caminando, al menos unos 3-4 kilómetros por un mes después ir variando un kilómetro caminado otro tratadito y así ir aumentando. A los que van y caminan ahí en el lago que es donde yo entreno muchas veces, les digo mira puedes empezar una vuelta caminando, luego otra trotando y luego caminando y ya conforme te vas sintiendo cuando acuerdes ya aguantas 6 vueltas tratando que son 5 kilómetros en el lago.

 

julio 19, 2018

Alejandra Peart

Arquitecta y Licenciada en Letras Españolas con Maestría en Creación Literaria. Fundadora y Directora Editorial de Editorial Atemporia. Escribí el poemario En estas horas (Ed. Minimalia, 2004). Actualmente soy Directora de Contenido de la revista NES No Estás Sola, promotora cultural, editora, poeta, diseñadora editorial, feliz mamá de Rodri y esposa de Jorge. This is me.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS