En la cima: Lorena Carrillo

Lorena Carrillo es una mujer deportista, ultra maratonista, estudiante de nutrición a punto de titularse, que además trabaja y es mamá de dos niños. ¿Cómo le hace? Eso mismo nos peguntamos nosotras y por eso la buscamos y contactamos para que nos platicara y diera consejos ya que, por si fuera poco, todo lo hace a la perfección.

¿En cuántas carreras has participado hasta el momento?

He participado en aproximadamente 80 carreras de calle y ahorita en montaña en los 4 años que llevo en unas 40.

 

¿Cómo llegaste a convertirte en ultra maratonista?

Empiezas a correr, como todo corredor, con 5 kilómetros y luego quieres más y vas por un 10k y luego un 15k, te pasas al 21k, que para las personas que casi no corren ya es una distancia considerable y de ahí sigue un maratón y ya en calle ya no hay más que un 42k, de ahí lo que sigues la montaña que empieza con 50k. Ahora ya han agregado distancias cortas a las carreras de montaña para que la gente se anime a correr, hace 3 años no había, eran de 50k para arriba.

 

¿Cuál es la frecuencia con la que entrenas?

Entreno 6 días y dejo uno de descanso, por ejemplo, ahorita estoy dejando los lunes de descanso entonces entreno de martes a domingo. Y vario los entrenamientos con natación, con algo de pesas y con algo de bici. El domingo nos vamos para la montaña a la bici o a correr, todos los 6 días de la semana son más o menos 3 horas de ejercicio.

 

¿Qué tipo de alimentación llevas, la planeas tu misma o alguien más te asesora?

Ahorita ya me la preparo yo, el año pasado, que estaba entrenando para las millas que corrí, las millas son para los que no conocen 160 kilómetros, la alimentación fue con una maestra mía Grecia y yo, juntas de la mano la planeamos porque ella nunca había atendido a una deportista de alto rendimiento y nos ayudamos entre las dos, aprendí mucho. Porque mucha gente no tiene la idea de que, por ejemplo, entreno 3 horas diarias o corro y si voy con un nutriólogo normal que no está especializado en el deporte y le dices corro 50 kilómetros o 100, no es que no sean buenos, sin embargo, no están especializados en el deporte, entonces la alimentación varia muchísimo, debe llevar mucha carga de carbohidratos y proteínas.

 

¿Cómo le haces con tus labores de mamá?

Siempre ponemos excusas de que soy mamá y no puedo o trabajo o las que no son mamás de que trabajo y no puedo. Yo por ejemplo cuando mis hijos estaban chiquitos, ósea recién nacidos, me levantaba a las 5 de la mañana a entrenar porque sabía que si no me levantaba a esa hora ya no iba a poder hacerlo en el transcurso del día, entonces entrenaba a esa hora y ya después me dedicaba 100% a mis hijos. Ahorita mis hijos ya están más grandes, desayunan, los llevo al colegio, más tarde a sus actividades. Entro a trabajar a las 10 de la mañana, en el transcurso de 7 a 10 entreno ya sea una hora o dos y de ahí al trabajo, regreso, voy por mis niños, la comida y ya en la tarde, mientras están en sus actividades, aprovecho para entrenar más. Muy buena pregunta porque cuando tienes ganas de hacer las cosas, siempre acomodas todo para conseguir hacerlo.

 

Después de conseguir los 140 kilómetros ¿cuál sería tu siguiente meta?

Mi sueño es completar las 100 millas, me quedé en 140 kilómetros por un corte, así se les llama en las carreras, por 10 minutos no alcancé a llegar, porque te van poniendo controles, óseas sales y en 50 tienes que hacer tanto tiempo, en 80 tanto tiempo y así. Entonces me quede en el último recorte. Este año ya estaba preparada para regresar y terminarlas, pero por cuestiones de trabajo -que ahorita estoy con una marca de tenis que se llama Scarpa que son los que me están patrocinando-, tengo que estar en Veracruz y justo es la misma fecha, pero mi meta es terminar los 160 y de ahí hacer 200 millas que esas se hacen en 4 días, salir fuera de México y seguir sumando más kilómetros.

 

¿Has participado en otras carreras fuera de México?

Hasta ahorita la mayoría de las carreras que he hecho son aquí en México. Primero quiero hacer las 100 millas aquí, que son más duras. Mi sueño es Mont Blanc, pero quiero comenzarlo al principio con la de 50k que son unas montañas brutales y de ahí irme a la grande que son 170 kilómetros.

 

¿Para los 50 kilómetros de Mont Blanc también necesitas puntos o es como en cualquier otra de 50k?

Si también se necesitan puntos ITRA, creo que más o menos para el 50k son alrededor de 5 puntos, esos ya los tengo.

 

¿Cuáles has sido los impulsos para seguir corriendo y seguir mejorando y avanzando en tus carreras?

El impulso siempre va a ser mis hijos, enseñarles a ellos que no siempre se gana, siempre llego a la casa con una medalla, pero no es de primer lugar es de que terminé mi carrera. Les enseño que en la vida no siempre se tiene que ganar, motivarlos y que todo se puede lograr mientras seas disciplinado.

 

¿Cómo se involucra tu familia en general en esto de tus carreras?

Siempre estoy muy agradecida con mi familia, todos sin ellos no podría estar donde estoy ahorita. Por ejemplo, un domingo para mi es, levántate a las 6 de la mañana, vete a entrenar, regresa, metete a bañar, vámonos a misa, de ahi a comer, no es como que puedo llegar y dormirme como otras compañeras lo hacen, no puedo porque ellos ya me están dando ese privilegio de que me estoy despertando y mes están dando la chanza de irme a entrenar entonces yo también tengo que cumplir con ellos yo también.

 

Tus patrocinadores ¿te exigen que te coloques en algún lugar o con el siempre hecho de correr está bien? ¿Cómo te va con eso?

Las marcas que existen ahorita en el mundo de correr y los triatlones tienen dos tipos de atletas: los élite que se suben al pódium, primero y segundo lugar en todas las carreras y tienen otra modalidad, que son también embajadoras y ahí entro yo. Es el perfil, que es de mamá que trabajas que entrenas, que corres, que a veces te subes a pódium, a veces no terminas carreras, pero estás en redes sociales y es lo que a ellos les importa. No es tanto como obligarme a ir a una carrera, por ejemplo, ellos me muestran el año y me dicen, me gustaría que estuvieras en tal o en tal de preferencia. Me pasó con Garmin, que ya tenía yo mi inscripción, me hablan de Scarpa y me dice: “pues si quieres dale a las millas, pero me gustaría que estuvieras en Veracruz”, entonces le dije, mira estas son mis montañas, siempre entreno ahí y obviamente quiero terminar las millas, pero este año mejor me lanzo a Veracruz porque también quiero que me conozca gente por allá sobre todo ahora que me recibo de nutrición y muchos podrían ser mis pacientes. Pensando siempre en mejorar tanto como corredora, como nutrióloga.

 

Compártenos un consejo para todas las mamás que quieran empezar a correr.

Que primero empiecen en calle, que se acerquen a un especialista, aquí tenemos muy buenos entrenadores, que se acerquen a una buena nutrióloga, que se acerquen a un buen centro de masajes, si todo eso lo tienes te va a ir muy bien. En tres meses, si te dedicas a entrenar puedes terminar un 21k, puedes andar corriendo una carrera corta en la montaña. Si se puede, pero es entrenar mínimo 3 meses y dedicadas al 100%.

Alejandra Peart

Arquitecta y Licenciada en Letras Españolas con Maestría en Creación Literaria. Fundadora y Directora Editorial de Editorial Atemporia. Escribí el poemario En estas horas (Ed. Minimalia, 2004). Actualmente soy Directora de Contenido de la revista NES No Estás Sola, promotora cultural, editora, poeta, diseñadora editorial, feliz mamá de Rodri y esposa de Jorge. This is me.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS