CONVERSACIÓN CON LUZ ELENA MORALES

Tejer una red de apoyo ha sido clave para que Luz Elena Morales, titular de la Secretaría de las Mujeres en Coahuila, pueda conciliar su trabajo con la maternidad. Eso y un matrimonio en el que no hay roles preestablecidos, sino un equipo que se divide las tareas y se apoya mutuamente. Su trabajo, le ha dado a Luz Elena otra perspectiva del género y de la maternidad y en esta entrevista nos comparte cómo le hace para cumplir con su rol de mamá, mujer y funcionaria pública.

¿Cómo le haces para combinar tu vida profesional con la maternidad?
A veces no sé, lo que sí sé es que tengo una gran red de apoyo. Además, algo fundamental es que mi pareja, mi esposo es corresponsable de las tareas que conlleva tanto el hogar como nuestra hija, sin embargo, hay veces que se nos complican los horarios a los dos, aquí es donde entra la familia, tanto mis padres, como los de él, mis hermanos y cuñadas, mis tías, todos nos echan la mano para cuidar a Elena.

¿Qué consejo darías tú a las mujeres para sobrellevar mejor esta “doble vida”?
Que no se preocupen, cuando sabes que dejaste a tu hijo en buenas manos, no te preocupes, disfruta la actividad que estés haciendo. Tener una tarde libre con tus amigos o salir a trabajar es bueno, es bueno también tener un momento de soledad, porque luego nos llenamos de tanto estrés y cosas, que nunca hay un momento para mamá. Fíjate que he escuchado muchos comentarios de gente de todos los estratos: “Desde que las mujeres trabajan hay delincuencia o a los hijos no hay quién los cuide”. ¿Y qué estamos haciendo para que esta nueva generación de padres ejerza una paternidad activa, una paternidad responsable? Se necesita un cambio cultural, pero mi consejo sería que busquen una red apoyo.

¿Cuáles son los retos enfrentamos las mujeres para ejercer la maternidad sin tener que abandonar la vida profesional?
Uno es la falta de guarderías. Pero en general es difícil ser mamá y trabajadora, te enfrentas a retos todo el tiempo, con tu propia familia que te está señalando y diciendo: “¿Cuándo vas a renunciar?” “Vas a ser mamá, ¿cómo le vas a hacer?” Y yo le hacía la misma pregunta a mi esposo: “¿A ti te han preguntado cómo le vas a hacer porque vas a ser papá? Me decía: “No”. “Pues sí, cómo le vas a hacer porque eres papá y trabajas, es lo que me preguntan a mí”.

¿Crees que influye el hecho de ser mujer al momento de aspirar a un trabajo?
Claro que influye, desde el momento que te contratan te preguntan si eres soltera, si te vas a casar pronto, desde ahí siento que están haciendo una valorización de si conviene o no contratar a una mujer, pero hay estudios internacionales que dicen que al contratar a una mujer la productividad de las empresas mejora, no importa que se embaracen o casen, sin embargo, sigue existiendo la discriminación.

Por eso es necesario ir cambiando ese pensamiento. La maternidad no limita, lo que limita es el entorno en el que nos desarrollamos. Lo que nos limita es que te digan que la mujer es la única que tiene que pedir permiso cuando se enferma el hijo. Así que podemos empezar por ir criando en igualdad a nuestras hijas y nuestros hijos.

¿Qué otras cosas podemos hacer como sociedad para evitar esa discriminación?
Debemos unirnos más a los temas y hablarlos y levantar la mano y señalarlo. Yo entiendo que sí le pasa algo a una mujer en Gobierno o en una empresa lo primero que va a decir es “Si digo algo me van a correr”, por eso es necesario generar una solidaridad entre mujeres para poder denunciar a las personas que nos discriminan por ejercer la maternidad, por tratar de compaginarla con el trabajo.

Y tú, ¿cómo te ves en 10 años? ¿Cuáles son tus planes?
Estar al frente de la Secretaría de las Mujeres me cambió la vida, la mirada, la percepción de ver las cosas. No me daba cuenta que crecemos en una cultura machista, comentamos y opinamos cosas que lejos de ayudar a las mujeres las hunden más, pero no nos damos cuenta, es algo como inconsciente. Desde que estoy aquí se abrió otro horizonte para mí, ahora puedo ver que somos muchas las mujeres y que todas somos distintas, que podemos tener coincidencias, pero somos distintas. Quiero tener otra bebé. Quiero seguir trabajando, mi causa van a ser los temas de las mujeres.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS