Galletas de avena

Por Anagabriela De la Garza Moeller

 

Se acercan esas fechas en las que automáticamente nos llenamos de ganas de compartir y dar pequeños detalles a las personas que nos rodean y que estimamos. Cada quien, con su personalidad, costumbres, creencias, pero siempre contagiándonos los unos a los otros con una sonrisa, un abrazo, un detalle.

No necesitamos dar mucho, un simple detalle es suficiente.

Esta ocasión les comparto una receta casera que podemos utilizar para regalar a nuestros amigos y familiares, compartiendo no tan solo tu tiempo en la preparación si no los deliciosos sabores de tu cocina, algo hecho por ti. Espero que te sea útil.

Ingredientes

1 taza de mantequilla

1 taza de azúcar

2 huevos

1 cucharadita de vainilla

2 taza de harina

1/2 cucharadita de sal

1 cucharadita de polvo para hornear

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

1 cucharadita de canela molida

2 1/2 tazas de avena

1 taza de pasitas

2 zanahorias ralladas

 

Para el glaseado

1 taza de azúcar glass

1 cucharadita de vainilla

2 cucharadas de leche fría

 

En esta receta, es importante que la mantequilla esté suave y que el huevo esté a temperatura ambiente.

 

Cómo se hace

Antes de empezar, encendemos el horno a 160º C, y mientras se calienta preparamos la masa de nuestras galletas.

En un bowl acremamos con una batidora de mano la mantequilla y el azúcar con el huevo y la vainilla hasta tener una mezcla cremosa y uniforme.

En otro tazón mezclamos la harina con la sal, el bicarbonato de sodio, el polvo para hornear y la canela.

Poco a poco y con movimientos envolventes agregamos nuestros ingredientes secos a la mezcla de los ingredientes líquidos.

Añadimos la avena y las pasas y la zanahoria rallada hasta que todos los ingredientes estén muy bien incorporados.

Coloca en una charola papel encerado y con la ayuda de una cuchara para helados coloca pequeñas bolitas del mismo tamaño respetando un espacio de 5 cms entre cada una para darles oportunidad de crecer.

Hornear por aproximadamente 10-14 minutos hasta ver un color un poco doradito en las orillas. Recuerda, como en la mayoría de las galletas, si al sacarlas del horno las sientes muy suaves al enfriarse se endurecerán.

Para el glaseado solo revuelve todos los ingredientes hasta que tengas la consistencia deseada, colócalas en una bolsita y con una tijera corta un pedacito de la bolsa para que puedas decorar las galletas con rayitas, puntitos o como tu desees.

 

Puedes colocar 4 galletas en una bolsita con un moñito bonito y listo.R

diciembre 15, 2017

Anagabriela

Esposa, mamá, nutrióloga y empresaria. He aprendido a no complicarme en algo tan sencillo y cotidiano como cocinar, por eso te comparto recetas sencillas y deliciosas.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS