Bebés mordelones y pellizcones

Por Dennis Charles

Tengo una hermosa bebé de 13 meses, me encanta abrazarla y besarla, pero a ella le encanta morderme, jalarme el cabello y pellizcarme; y no sólo a mí, también a su papá, abuelitos, tíos, primos y sobre todo a su hermana mayor. En una ocasión que me encontraba en una tienda, le jaló el cabello a una persona que se puso cerca de ella; así que me di cuenta que mi bebé tiene pellizcos, mordidas y jalones de cabello para todos.

Este tipo de conductas son de lo más normal en los bebés; ellos están descubriendo el mundo que los rodea a través de sus sentidos; es por eso que tienden a llevarse a su boca todo lo que encuentran. Los bebés también necesitan expresar sus sentimientos y deseos y, como no pueden hacerlo con palabras, se dejan llevar por sus impulsos de morder, llorar o pellizcar.

Un bebé que muerde o pellizca no significa que sea antisocial o agresivo; simplemente está comunicándose contigo y con los demás; está tratando de sentirte y es su manera de acercarse y estar en contacto con lo que lo rodea. También es su manera de expresar enojo y alegría, recuerda que él aun no puede usar palabras para expresar cuando se siente molesto, feliz, frustrado o cansado.

Estas conductas irán disminuyendo poco a poco a medida que el bebé avance en su proceso evolutivo, sobre todo cuando logre adquirir el habla. Pero eso no significa que no puedas hacer nada durante este tiempo (al menos que quieras seguir teniendo moretones por todo tu cuerpo).

¿Cómo puedes actuar cuando tu bebé muerda, pellizque o estire el cabello?

  • No reacciones con risa cuando te muerda o pellizque; tampoco realices acciones que lo inviten a jugar de esa manera. A tu bebé le encanta cuando te ríes con él, por lo que siempre volverá a hacer aquello que te hizo reír.
  • Desvía su atención hacia algo más.Si ves que tiene la intención de morderte, hazle cosquillas o juega con él.
  • Dale opciones. Un bebé necesita satisfacer la necesidad de morder o pellizcar. Puedes decirle “me duele cuando muerdes” y ofrécele algo más para morder o para pellizcar.
  • Evita morderlo o pellizcarlo para que compruebe lo mucho que duele. Si haces esto, lo confundirás ya que le estarás enviando un mensaje contradictorio “tú no puedes morder, pero yo sí te puedo morder”.
  • No le pegues ni le des manazos. Tu bebé no muerde por maldad. Recuerda que está descubriendo sensaciones y no sabe cómo expresar sus emociones.
  • Enséñale que en vez de pellizcar o morder puede dar besos y dile que éstos son más agradables que las mordidas. Tendrá que ensayar muchas veces para dejar de morder.

No te angusties si tu bebé, al igual que mi bebé, muerde y pellizca; tu bebé te ama y una manera de demostrártelo es dando “mordiscos y pellizcos de amor”

Dennis Charles

Mamá. Licenciada en psicología, asesora de porteo y facilitadora de disciplina positiva.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS