Graduaciones: el comienzo de algo nuevo y desconocido

Por Dennis Charles

Esta semana se gradúa mi hija mayor de preescolar; y como en todas las graduaciones, existen sentimientos encontrados: felicidad por entrar a una nueva etapa y, nostalgia y miedo por dejar atrás tu escuela, en donde te sentías seguro y feliz.

En estos días, mi hija y yo, hemos estado platicando sobre su próximo ingreso a la primaria y hemos compartido nuestras emociones; he visto en sus ojos la alegría por iniciar algo nuevo (ya que ahora es niña grande), pero también me ha expresado su miedo por no saber lo que le deparará.

Todo cambio genera miedo e incertidumbre; en cualquier nivel al cuál que nuestros hijos ingresen, es normal que se sientan inseguros ante lo desconocido. Para nuestros hijos puede ser difícil dejar atrás sus maestros y compañeros; incluso nosotros los padres también tenemos que afrontar estos cambios y adaptarnos a la nueva escuela, el nuevo horario y las nuevas rutinas. Tenemos que comprender todo este nuevo proceso y permitir que poco a poco tome su curso.

Iniciar un nuevo ciclo puede ser difícil para nuestros hijos y también para nosotros, pero podemos ayudarlos a transitar seguros a su nueva etapa:

  • Juntos compartan sus emociones y compartan también lo que planean hacer para ocuparse de sus sentimientos.
  • Escucha a tu hijo sin tratar de disuadirlo de sus sentimientos. Tómate tu tiempo para escuchar lo que siente, en ocasiones, con el simple escuchar es más que suficiente.
  • Confía en que tu hijo estará bien. La experiencia pasará.
  • Involucra a tu hijo en las compras de su material escolar, permítele decorar sus cuadernos y su mochila.
  • Planea una visita a su nueva escuela para que pueda familiarizarse con su nuevo entorno.
  • Ensayen su nueva rutina hacia la escuela. Tomen nota del tiempo que necesitarán para trasladarse a la escuela y juntos busquen la mejor ruta que les permita llegar a tiempo.
  • Durante una reunión familiar, den sugerencias para poder hacer los ajustes necesarios más fácilmente.
  • Continúa discutiendo la experiencia de tu hijo con respecto a cualquier cambio que hayan tenido, como, por ejemplo, algún cambio de casa, la llegada de un hermanito, etc. enfaticen lo que han ganado a través de la experiencia y después exploren lo que pueden obtener al iniciar una nueva etapa escolar (nuevos amigos, ingresar a un club escolar, etc.)

Los niños pueden aprender que está bien sentirse triste y con miedo ante una nueva etapa escolar. Su transición le será más fácil si lo motivas a expresar sus emociones e inquietudes.

¡Muchas felicidades a todos los graduados y éxito en su nueva etapa escolar!

Dennis Charles

Mamá. Licenciada en psicología, asesora de porteo y facilitadora de disciplina positiva.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS