CRIANZA COMPARTIDA

Por Monica Sosa

¿Qué pasa con el tiempo compartido de los hijos de padres separados? Y hablo de separados sin relación, no por distancia. 

Es verdad que los niños no pueden estar yendo y viniendo por la salud de todos los involucrados en este tiempo de COVID (la verdad es que si, pero nos encanta poner barreras). Pero, en estos tiempos ¿cómo se puede ejercer una “buena crianza compartida”?

En mi caso muy particular la maternidad es un desafío (no sacrificio) constante entre mi voluntad por tener un trabajo de tiempo completo como sustento a mi hogar y porque la parte profesional está en mis planes. También en apoyo en clases en línea del torbellino de 4 años y mi emprendimiento con tres proyectos diferentes, definitivamente estoy agradecida de tener tanto, pero a veces una mano amiga de no dejarme toda la crianza y solo ser el “parque de diversiones de fin cada dos semanas” no estaría de más.

Me cuesta entender al escuchar en cada llamada “Este fin no puedo porque trabajo” y yo ¿Perdón? Realmente no se trata de uno, o de otro, se trata de los niños (y acá entre nos también trabajo. Es perfectamente entendible que algunas ocasiones no se pueda pero de ser así: ¿Qué estás haciendo para seguir presente en el crecimiento y desarrollo de los hijos?

Yo no soy nadie para exigir ser buena persona a otra y mucho menos ser buen padre/madre, lo que me toca es hacer lo que me corresponde y aplaudirme porque lo hago increíble (¡Yo sola me hecho porras! ¿Y qué tiene?).

De antemano sé, que no soy la única en esta situación así que mi admiración a todas aquellas mujeres y hombres que con o sin manada siguen criando a sus hijos y le ponen todas las ganas para educarlos y que no les falte nada. Y una ovación de pie para aquellas a las que la vida les ha puesto situaciones aún más retadoras con necesidades especiales de sus hijos. 

Pero regresemos, les contaba de la crianza compartida, pues ¡qué difícil caray! Se necesita estar en el mismo canal y con las mismas ganas porque la paternidad (ambos) no se cumple con estar 24/7 con los hijos o por el contrario llamar un par de veces a la semana y verlos de vez en cuando al mes. Los niños necesitan estar seguros que nosotros como padres estamos ahí todo el tiempo para guiarlos con amor, paciencia, valores y no solo con regalos.

Por favor si ustedes están en una situación de crianza ¡involucrense! ¿Te imaginas que tú sigues viendo a tu niña pequeña y ni siquiera te has dado cuenta que ya sabe escribir su nombre sin ayuda? Refuercen valores el tiempo que los tienen, aprendan qué talla de zapatos usa y conozcan a su pediatra. Y que quede claro que es de forma general como padres (ambos) no hablo de ninguno en específico porque a mí alrededor tengo grandes ejemplos de MADRES y PADRES así con mayúsculas que por separado lo hacen maravillosamente con su hijos.

Y si en esta vida ya tienen nueva familia de todo corazón deseo que esa “blended family” esté llena de amor, paz y libertad para todos.

Monica Sosa

Nací y crecí feliz en Parras, Coahuila. Tuve que cambiar de ciudad por una mejor oferta académica y poder desarrollarme profesionalmente a la ciudad de Saltillo, Coahuila, donde actualmente vivo. Soy Ingeniero Industrial y de Sistemas, disfruto mucho lo que hago en el área de proyectos. Me gusta mucho mi trabajo, soy emprendedora y me apasiona escribir y compartir lo que la vida, el amor y la maternidad me han enseñado, mi vocación favorita es ser mamá de Camila.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS