El trabajo de un arquitecto

En muchas ocasiones me he topado con clientes que quieren un proyecto de un día para otro, pensando que es solo un dibujito, cuando es mucho más que eso.

Por María Izaguirre

 

Hablemos un poco de qué es, en realidad, el trabajo de un arquitecto. Muchas veces se confunde esta profesión con la de los ingenieros civiles, diseñadores de interiores o industriales, aunque muchas veces éstas pueden ser especialidades que estudian los arquitectos. Hoy te platicaré un poco sobre las labores que realiza profesionalmente un arquitecto, a modo de proporcionarte una visión más clara acerca de nuestro trabajo.

Primero que nada, antes de empezar cualquier proyecto, el arquitecto funge un poco como psicólogo al entrevistarse con el cliente, para entender sus necesidades, gustos y costumbres y poder desarrollar el proyecto. Se tiene que entender lo que pide el cliente y combinarlo de manera sutil con el estilo propio y todo esto plasmarlo en un plano, dimensionando espacios que cumplan con las necesidades del proyecto, tomando en cuenta el terreno, el entorno, la orientación e integrando todo esto en un plano. Este proceso toma tiempo ya que, como decía, se tiene que tomar en cuenta el espacio donde se va a desarrollar el proyecto, el entorno en el que se encuentra ubicado, la trayectoria del sol para utilizar dentro del proyecto lo más que se pueda luz natural, la corriente de aire para crear espacios agradables y sobre todo pensar en el mejor estilo para satisfacer las necesidades del cliente.

En muchas ocasiones me he topado con clientes que quieren un proyecto de un día para otro, pensando que es solo un dibujito, cuando es mucho más que eso. Es todo un proceso creativo donde se deben tener los conocimientos y la preparación para la comprensión de estos complejos procesos de diseño, así como los procesos constructivos necesarios para llevar a cabo el proyecto.

Entre las actividades que desempeña un arquitecto se encuentran el elaborar un concepto tomando en cuenta las necesidades del cliente. Se encarga de administrar la obra, gestionar permisos de construcción y demás documentación necesaria para ejecutar la obra. Elabora los planos necesarios donde se plasme las necesidades del cliente, al igual que presupuestos, calendarios de obra, cronogramas para conocer el tiempo y el gasto de la obra. Elabora maquetas físicas o virtuales que permitan al cliente visualizar el espacio en el proyecto. Coordina el trabajo con los contratistas y con todos los involucrados en la obra. Supervisa la obra para controlar el progreso y asegurar que el proyecto se está ejecutando en tiempo y forma. Da soluciones a los imprevistos e inconvenientes que puedan surgir durante la construcción.

Un arquitecto puede trabajar en proyectos u obras que comiencen desde cero o en ampliaciones, remodelaciones, y también en la conservación o restauración de inmuebles históricos.

 

Encuentra este artículo en nuestra Edición Impresa No.06

septiembre 9, 2017

Maria Izaguirre

Arquitecta, decoradora y mamá. Ha trabajado en el diseño y construcción de casas habitación y locales comerciales, bajo la idea de crear espacios armónicos e integrados a la naturaleza. Sus últimos proyectos han sido sobre museografía, diseño y construcción de albergues de reproducción para animales silvestres.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS