Cirugía de reducción de mama y lactancia

Por Clara F. Zapata Tarrés

Gracias a mis compañeras Líderes y a las personas que participaron en nuestros grupos de apoyo con este tema tan importante.

Gracias por la inspiración.

Muchas madres en la actualidad han tenido la experiencia de cirugía de reducción de pecho por diversas circunstancias. Es una realidad y es importante hablar del tema para que se puedan tomar decisiones informadas al respecto.

¿Qué implica reducir? Es un procedimiento en donde se corta debajo de la areola y la parte baja del pecho. Se pueden retirar una parte de glándula mamaria y es una cirugía que influye en los conductos lactíferos pues muchas veces, estos quedan afectados. Los conductos que quedan tienen que hacer el trabajo de los que ya no están.

Uno de los puntos más importantes para tomar en cuenta en lo que a lactancia se refiere, tiene que ver con la comunicación que se tenga con el cirujano, en el sentido de informarle nuestro deseo presente o futuro de amamantar. Es inevitable que algunos conductos se vean afectados pero es importante tener este diálogo para que en un futuro se eviten la mayor parte de las posibles dificultades. Puede que por el momento no esté en tus planes embarazarte y amamantar, pero éstos pueden cambiar llegado el momento.

Ahora, si ya estás embarazada y tu deseo es amamantar te damos algunos tips para que tomes en cuenta. Todas estas recomendaciones son generales para cualquier mamá pero es importante tenerlas bien conscientes y recordarlas para poder caminar de manera segura y aprender a observar las señales que nos da nuestro bebé.

  • Platicar a fondo con tu ginecólogo así como tu pediatra sobre tu cirugía, desde el embarazo,  para que estén informados sobre tu deseo de amamantar y que a la hora del parto y durante tu lactancia, te apoyen y no le receten fórmula a tu bebé de manera automática e indiscriminada.
  • Puedes realizar extracción prenatal de calostro, no sólo para tener reservas tal vez necesarias, sino para conectarte con tu lactancia, conocer y reconocer tus pechos, aprender de extracción manual y por lo tanto adquirir confianza durante este proceso.
  • En los primeros minutos después del parto pide apego inmediato, alojamiento conjunto y no recurras al uso de chupón o biberones en las primeras horas, días y semanas.
  • Habrá que eficientar la succión, maximizar la producción y aprender a mirar qué señales nos da nuestro bebé para saber que va bien: succión efectiva, tragos, boca abierta bien grande, pañales mojados por día, libre demanda, etc.
  • Puedes usar cucharita, jeringa, vasito, relactador, gotero, dedo-jeringa, etc. No asustarte acerca de estos métodos, probar y decidir cuál es el que más les acomoda.
  • Ir con regularidad al pediatra para verificar peso, talla, desarrollo psicomotor, perímetro cefálico, entre otros así como siempre tener en cuenta la preparación del médico en lactancia para que realmente pueda ser un aliado.
  • Recordar que a mayor succión o estímulo con extractor, más producción de leche tendrás.
  • La técnica de compresión de pecho puede ser muy efectiva y da buenos resultados. Ayuda a drenar el pecho al máximo para que el bebé obtenga la mayor cantidad de leche disponible y para apoyar el proceso de producción ya que los pechos producen más leche, más rápido cuanto mejor drenados.  Es la combinación de frecuencia de amamantamiento y drenado eficiente del pecho: https://youtu.be/25qhrc4Y0tU
  • Estar rodeado de personas que puedan animarnos a continuar en nuestros momentos vulnerables y estar conscientes siempre de nuestras expectativas para evitar la culpa o la desilusión. Amarte y tenerte paciencia haciendo las paces contigo misma puede ser una buena práctica.

Es posible pues, tener una lactancia materna exclusiva pero no en todos los casos se logra. La única manera de saber si tendrás suficiente leche es practicando. Si alguna vez aprendiste a andar en bicicleta o a nadar, probablemente, sabes de lo que te hablo…

Recuerda pedir ayuda cuando la necesitas, informarte desde el embarazo y tener a la mano los datos de personas que puedan ayudarte en este camino, en la parte física, pero también y más importante aún, en la parte emocional.

Algunos recursos útiles:

https://es.firstdroplets.com/.

https://med.stanford.edu/newborns/professional-education/breastfeeding/hand-expressing-milk.html

https://med.stanford.edu/newborns/professional-education/breastfeeding/maximizing-milk-production.html

www.llli.org

Liga De la leche

La Liga de la Leche de México. Fundada en 1972, es una organización no gubernamental sin fines de lucro, religiosos o políticos, que promueve y apoya la lactancia materna con un estilo de crianza que valora la maternidad. Brinda apoyo de madre a madre así como información y crianza a través de la lactancia materna.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS