Y el papá, ¿qué?

Clara Zapata Tarrés/Liga de La Leche de México A.C.

El arte se compone de múltiples elementos: colores, formas, figuras, lienzos, paletas, pinceles, combinaciones, vocación pero también de aprendizaje, inspiración, emociones, valentía frente al lienzo blanco, dedicación y perseverancia. Podemos nacer con el don, pero si no lo cultivamos y ejercitamos puede que se apague. Asimismo, sin el color, el tono, las sombras, las luces es complicado comenzar y continuar.

El arte de amamantar tampoco puede resultar sencillo si no existen algunas condiciones que lo iluminen. Es como una orquesta que puede tener violines, chelos, contrabajos y tambores, pero sin el piano, cambia totalmente la melodía.

Para que amamantar resulte satisfactorio y placentero, idealmente, nuestro alrededor tendría que adaptarse poco a poco con el objetivo de acompañar, colaborar, apoyar y fomentar este proceso. Así, tanto autoridades gubernamentales, instituciones públicas y privadas, lugares de trabajo, la sociedad, la comunidad, y todo lo vinculado con nuestra vida cotidiana necesitarían tener políticas, legislaciones, usos y costumbres que colaboren a que este hermoso arte pueda adquirir formas creativas que le den su lugar en el mundo.

Esta analogía, nos permite, en este gran mes de junio, reconocer la importancia de una figura que en ocasiones no está presente pero que en otras puede ser de gran ayuda: el padre. Existe una concepción sobre esta figura que puede resultar estereotipada. Sin embargo, conforme profundizamos y desenredamos la realidad, nos damos cuenta que tiene mucho que decir respecto de este mundo también estereotipádamente femenino. Con su participación activa, su rol cambia, se trasforma, se adapta y al parecer muchas emociones salen al encuentro con la mirada de su bebé y su pareja que amamanta.

Los padres están ahí, en silencio, de cerca, conociendo y reconociendo, aprendiendo también. Y en esta ocasión, decidimos preguntarles qué piensan pero más aún, que sienten de ser padres que apoyan la lactancia. No llevamos hermosas sorpresas porque se vieron muy contentos de ser tomados en cuenta. Nunca o casi nunca, les preguntamos a ellos, cuál es su participación en todo esto. La verdad es que, así como muchas otras figuras (pero aquí nos enfocamos en ellos), son muy importantes, porque más que muchos adjetivos con los que los podríamos caracterizar, son nuestros acompañantes.

Sin más preámbulo, aquí les mostramos lo que siente y piensa un papá, común, en un día cualquiera, cuando sí acompaña a su pareja en este arte de amamantar.

Soy Abraham…Tengo 2 hijos y son amamantados por mi esposa que asiste a las reuniones de LLL desde que esperábamos la llegada de nuestro primer hijo. Eso ha significado para mí descubrir en la práctica lo que se habla en las reuniones de LLL. Cuando mis hijos se prenden al pecho de mi esposa, todo mejora: si tenían hambre o sed, se sacian y refrescan; si tenían frío o sueño, se acurrucan; si tenían dolor o tristeza, hayan consuelo; y si ya todo va bien, abrazan y reparten sonrisas. Cuando mi esposa decidió amamantar a mis hijos no sabía que eso significaría estar más cerca de ellos de lo que había pensado antes de ser papá y por lo tanto compartir la vida y conocerlos más de cerca, eso me ha ayudado a ver a mis hijos como los maravillosos seres humanos que son, merecedores de todo nuestro amor y respeto.

Soy Elglobez, papá de Eloísa. Desde que nació, junto a mi pareja Tania, hemos  aprendido mucho sobre la lactancia materna. La leche materna es lo mejor para los niños, ayuda a su desarrollo físico y emocional; por eso las apoyo a ambas en su lactancia.

Ellas son mi familia…

Creo que me informé mucho sobre lactancia materna antes de que naciera nuestro hijo, le ayudé a Aimée a la hora de ponerlo en posición cuando empezaba a amamantar. Pienso que la leche materna es lo mejor que le podemos ofrecer y siempre he estado ahí para cualquier cosa que se necesite en ese aspecto desde un sencillo vaso de agua. La apoyo en cuanto a que es a libre demanda donde sea y cuando sea, le doy ánimos cuando han sido las crisis de crecimiento o cuando empezó a hacer el banco de leche. La apoyo completamente el que quiera darle el pecho hasta un poco más grande y que sea un destete respetuoso. Me informé para poder saber cómo manipular la leche que le dejaba al bebé cuando empezó a trabajar… Me llamo Edgar…

Soy Miguel… La lactancia que yo viví con mi esposa ante nuestros hijos fue muy especial pues a base de la lactancia transmite salud, confianza y mucho amor hacia los bebés. También ayuda mucho en la economía. Mis respetos para las mujeres que no se despegan de sus hijos para transmitir ese oro líquido tan beneficioso para la salud de nuestros bebés, quedan cansadas, adoloridas a veces y muchas cosas más pero aún así lo hacen con mucho cariño y amor. Yo viví todo eso con mi esposa. Entonces para mí la lactancia fue felicidad ya que ahora que veo a mis hijos sanos fuertes sin ninguna enfermedad le doy gracias a mi esposa por seguir ese ejemplo de muchas.

La lactancia es lo mejor para nuestra hija. Ninguna fórmula, por más costosa que sea, suplirá las necesidades de la bebé, como lo hace la leche materna. Es muchísimo esfuerzo y sacrificio y Elena es quien hace el verdadero trabajo. Mi nombre es Uri…

Para mí ha sido más apego, más vínculo, un ahorro cañón, y creo que ha sido más tiempo de calidad con ellos… Soy Alan…

Me llamo Irving… La forma en que nos preparamos para la lactancia materna, fue desde un inicio un vaivén de ideas, pensamientos, planes… la verdad no teníamos ni idea cómo sería experimentar este tipo de actividad en nuestra nueva etapa de padres. Después de varios meses, días sin dormir y horas de pláticas, llegamos a la conclusión que dar pecho sería lo más ideal para nuestra pequeña y así lo fue, vimos cómo mes a mes fue creciendo y haciéndose más fuerte nuestra hermosa princesa. En alguna ocasión, mamá quería darse por vencida, pero es cuando entraba y le daba ánimos a continuar, ya íbamos más para allá que para acá, fomentamos la unión, el amor, la confianza para lograr estar donde estamos ahora y donde continuaríamos… ha sido una experiencia increíble, desde ayudarla a la producción de la leche hasta darle a mi pequeña el biberón con la leche de mamá, desde ayudarle con el saca leche por qué se le cansaba la mano hasta cantarle para motivarla a que no parara… todo ha sido una maravilla, con sus altibajos pero siempre aprendemos de una u otra forma. Y si es necesario repetirlo, tendremos que repetirlo con nuestro siguiente bebé.

Creo que el apoyo es en dos áreas principales. La primera, dar todo el espacio necesario y apoyo al momento de dar chichi no sorprenderse ni asustarse ser ayudante si necesita agua o necesita algo de comer o simplemente pasarle el celular para que no se duerma. Segundo en la lactancia diferida, tener biberones limpios y extractores limpios y que no se le olviden jejej… Y creo que lo más importante es amor… Soy Toño…

Soy Ricardo y esto pienso…

-Comodidad: Asegurarse de que ambos tengan un lugar donde estar a gusto, por el tiempo que sea necesario.

-Tranquilidad: Durante ese tiempo no habrá nada más importante que ellos dos, es su momento especial, así que cualquier otra cosa deberá ser atendida por alguien más.

-Comprensión: Se dedica mucho tiempo y esfuerzo, pero vale la pena.

Mi nombre es Ricardo:

Me encantó la idea de darle pura leche materna a mi hijo, fue algo que platicamos siempre y que estuvimos de acuerdo! Es una friega y se batalla más pero siento muy hermoso cada vez que veo a mi hijo pegado a su chichi, sabiendo que está recibiendo todo el amor, comprensión, a que se desarrolla el vínculo nato de hijo-madre! Una de las cosas más difíciles con las que he liado son las creencias, de mis padres, suegros, amigos, extraños jajaja… El escuchar una y otra vez la desinformación y la ignorancia de las personas como que no saben los componentes de la leche, las crisis de crecimiento, el vínculo cuando se mama, el organismo de un bebé, y sus etapas, etc.. desespera bastante! Y justamente por eso me gustaría apoyar y alentar a nuevos papás que se apeguen a la Liga de La Leche para ir dejando atrás las creencias y que la tanta información que hay hoy en día, sea utilizada para bien e ir creciendo como padres, aprender cosas nuevas y no seguir repitiendo lo de nuestros antepasados! Que no importa las críticas ni los juicios, nosotros sabemos que van por buen camino y hay muchísimas personas que no nos dejan solos. Muchas gracias por el apoyo brindado por parte de La Liga de La Leche!

Infinitas gracias a Tanya y a las demás mamás que buscan lo mejor para  nuestros hijos a pesar de  lo difícil que es, pero que se disfruta el resultado de tanto esfuerzo!

Soy Eduardo…

Hay momentos en que una persona busca paz y tranquilidad. Cuando nuestra bebé, busca esa calma, ella busca a su mamá. Mami e hija han desarrollado un vínculo muy especial. Ese vínculo, es parte de una relación tan sana, fuerte, llena de cariño y entendimiento mutuo que está basada en 2 pilares enormes: el amor y la lactancia. Éstas son 2 cosas independientes y a la vez tan conectadas. Tan conectadas porque cuando hay amor hay lactancia y cuando hay lactancia hay amor, ¿por qué apoyamos la lactancia? Porque, aunque la lactancia no va a durar toda la vida, habrá ayudado a fortalecer nuestro amor.

Hola, soy Isaac y te pregunto ¿Cómo que chichi no?

Soy una persona común, cómo cualquiera, aunque con sus características particulares. Nada especial. Viví una época de bombardeo total a las ideas acerca de la familia, maternidad y paternidad por parte de las empresas que ofrecen productos relacionados al tema. Tenía una visión distorsionada de la realidad acerca de la crianza temprana de los hijos, idealizada por conceptos como la crianza en cunas, biberones y bebés que deben aprender a comportarse.

Informarme de la lactancia desde el embarazo, me dio la fortaleza para intentar con mi pareja darle a nuestra hija una crianza natural para su desarrollo. No fue fácil pero sí satisfactorio. Acercarnos a La Liga de la Leche, nos dió el conocimiento para respaldar la lactancia ante las constantes invitaciones a “complementar” su alimentación con productos artificiales.

Hay mucho que contar pero yo lo resumo así:

Si tú como papá le quieres dar la mejor leche a tu bebé, dale leche materna.

Si quieres darle la leche más cara del mercado, alimenta bien a su mamá.

Si quieres tener a la mano los mejores antibióticos para proteger su sistema inmune, dale apoyo y amor a su mamá.

Yo no le puedo dar pecho, pero si puedo hacer que la leche de su mamá esté llena de amor (oxitocina) y nutrientes que hagan a nuestra hija más fuerte…

Gracias a todos los papás que se atrevieron a contar las historias desde muy hondo de su corazón! Gracias, gracias!

Liga De la leche

La Liga de la Leche de México. Fundada en 1972, es una organización no gubernamental sin fines de lucro, religiosos o políticos, que promueve y apoya la lactancia materna con un estilo de crianza que valora la maternidad. Brinda apoyo de madre a madre así como información y crianza a través de la lactancia materna.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS