Home Office y regreso al trabajo

Por Clara F. Zapata Tarrés

El regreso al trabajo tiene muchas caras y facetas. Trabajamos en casa, eso no debemos olvidarlo. Además podemos tener un trabajo remunerado que plantea muchas perspectivas y es netamente diversificado, sobre todo en estas ya no tan nuevas circunstancias (la “nueva normalidad”).

Trabajamos en home office, pronto saldremos porque ya no podemos quedarnos en casa y nuestros empleadores nos requieren en el lugar mismo, o ya terminó nuestra incapacidad y habrá que regresar pronto.

Enfatizo en la diversidad porque me ha tocado acompañar a mamás que enfrentan nuevos retos y a veces puede ser difícil en la práctica pero más en la parte emocional. Estamos en un momento en que necesitamos ayuda, pero más aún, en un momento en que necesitamos reconocer que pedir ayuda es de sabias…

Trabajar en la casa requiere de organización. Podemos de pronto tener a nuestro bebé con nosotras. Pero hay ocasiones en que será imposible por lo que tendremos que echar mano de nuestra pareja, nuestros familiares, alguna cuidadora especial que contratamos, etc. No quiero ponerme en ese lado “optimista” y decir “Tú puedes…”. Habrá pues que afrontar la dificultad, hacer una lista de tareas, priorizar y jerarquizar y organizar todo lo práctico para que por lo menos, esta parte no nos cause angustias innecesarias. Así, habrá que pensar a qué hora extraerse la leche, qué cantidad de bolsitas necesito hacer, los espacios del refri, enseñar a dar en vasito o biberón a la persona que cuidará de mi bebé, etc. Paralelamente a ello, ahora sí, pensar en ser efectiva en mi trabajo, estar segura de que mi bebé estará bien, confiar y saber en lo más profundo de mi corazón que esta decisión vale la pena. Cada día hacer algo que me guste, que me haga sentir bien, programar, quizás hacer ejercicio, cantar, leer un pequeño libro, salir a caminar y respirar, tal vez tener un terapeuta de confianza quien me escuche y apoye en este camino… ayudará profundamente a pasar esta etapa y lograr la meta que me he propuesto.

Trabajar fuera también trae otros retos. Puede ser que seas médica y te enfrentes a dificultades muy precisas; tal vez regreses a trabajar en zona Covid y sea aún más complejo. Antes que te invada la angustia será importante, como en el caso anterior, organizarte y resolver las cuestiones prácticas: cuando extraerte, qué ropa llevar, detectar lugares donde puedas pasar 5 minutos de tranquilidad, cuántas horas pasarás sin poder extraerte leche, llegando a casa qué medidas necesitas tomar y todo lo que consideres que sea de ayuda para aligerar la tensión. La ayuda de tu red de apoyo será fundamental. El que te sientas contenida, que cuando llegues a casa sepas que alguien ya tendrá lista tu cena o algún refrigerio; que puedas tomar un baño relajante antes de abrazar y amamantar a tu bebé; que sepas que puedes recuperar ese tiempo de separación haciendo colecho, bañándote con tu bebé, dejando caer el agua de la ducha tibia o si tienes tina pasar un ratito agradable lleno de amor y descansando al mismo tiempo junto a tu bebé… Todo esto te dará la confianza y el poder o la fuerza para continuar. Asumir también de manera consciente lo que sientes, llorar si es necesario, platicar con alguna amiga o compañera de trabajo, rodearte de personas que apoyan la lactancia y silenciar las voces que desaniman… será imprescindible.

Aquí, te dejo algunas estrategias de extracción de leche que he recolectado de muchas mamás que a lo largo de los años, han compartido y que resultan muy útiles.

Estrategias de extracción efectivas:

*Comienza a realizar tus extracciones dos semanas antes de regresar a tu trabajo. No te preocupes si al principio extraes gotas. Conforme pasen los días irá aumentando la cantidad.

*Manténte siempre, bien hidratada y comiendo saludable y a tus horas. Dado que una parte importante de los fluidos están saliendo de tu cuerpo, es necesario tomar suficiente agua. No es necesario tomar agua en exceso. Tú te darás cuenta. Hazlo consciente. Vas a quemar de 400 a 500 calorías por día.

*Activa tu oxitocina: mirar fotos, escuchar, ver videos, oler una prenda de tu bebé ayudará a producir más oxitocina. Cuando esta hormona fluye es probable que extraigas un poco más por extracción. Cuando dejes a tu bebé con alguien, pon una blusa “sucia” que tenga tus olores. Esto ayudará a calmar a tu bebé también! ¡El olfato es sumamanete poderoso!

*Mantén un horario para extraer. Tanto en el trabajo como en casa, dentro de tus posibilidades, es importante extraer a las mismas horas para que tu cuerpo ajuste la producción. De la misma manera, es importante que tu bebé se prenda al pecho a libre demanda cuando estén juntos. Poco a poco verás que existe un equilibrio. Si te saltas una extracción puede verse afectada tu producción.

*Extrae frecuentemente: extrae seguido en lugar de mucho tiempo. Extracciones de 10 a 15 minutos son más efectivas que espaciarlas y que duren más de 30 minutos. Puedes variar las extracciones para que sean más efectivas: manualmente con extractor eléctrico doble, extractor eléctrico simple o cuando salgas a algún lado, extractor manual.

*Realiza masajes: está demostrado que realizar masajes desde la axila hasta la areola una media hora antes de prenderte a tu bebé o extraer leche, ayuda a remover la leche del pecho haciendo que salga más cantidad. Esto lo puedes hacer trabajando. Quizás se te queden viendo extraño, pero no importa!

*Revisa las partes de tu extractor regularmente. Muchas veces después de unos 4 o 6 meses las partes de los extractores necesitan un remplazo. Revisa el instructivo. Revisa también que el embudo de tu extractor sea adecuado al tamaño de tu pezón.

*Extrae muy temprano en la mañana. Entre las 12 y 6am los niveles de prolactina están en su máximo. La prolactina es la hormona que le manda mensaje a tu cuerpo de producir leche. Extraer en este intervalo hará más efectiva la extracción y obtendrás leche más grasosa.

*Extrae entre tomas cuando estés en casa. Después de una o una hora y media después de amamantar directo del pecho, extrae. A mayor succión o extracción, mayor producción.

*No te guíes por la cantidad de leche extraída. Tu bebé es experto en succionar y removerá más leche que un extractor. Confía… Muchas madres refieren que poner calcetines o alguna tela en los recipientes donde cae la leche cuando extraes es muy útil pues no estás preocupada de cuánto cae. Puedes hacerlo en tu trabajo o simplemente mirando alguna serie o leyendo un libro…

Más información:

Extracciones efectivaas y rápidas: https://youtu.be/gzk27qdrGdQ

Extracción manual: https://vimeo.com/65196007

Alimentación al ritmo del bebé: https://www.youtube.com/watch?v=oekSP7cmtEk&t=17s

¿Has practicado alguna de estas estrategias?¿Tienes otros tips? Comparte

Recuerda que nunca estás sola. Somos una tribu. Estamos para acompañarnos en este camino.

Foto Lau Solis…. Gracias ♥

Liga De la leche

La Liga de la Leche de México. Fundada en 1972, es una organización no gubernamental sin fines de lucro, religiosos o políticos, que promueve y apoya la lactancia materna con un estilo de crianza que valora la maternidad. Brinda apoyo de madre a madre así como información y crianza a través de la lactancia materna.

DEJA UN COMENTARIO

LECTURAS RELACIONADAS